lunes, 17 de mayo de 2010

Lustmord - HERESY


1. Heresy Part I (7:26)
2. Heresy Part II (10:16)
5. Heresy Part V (7:54)
6. Heresy Part VI (14:44)

Chavales, vamos a darnos un paseo por el lado oscuro del ambient. Y tan oscuro, porque hablo de "dark ambient", una suerte de sub-subgénero que con este Heresy (1990) se define plenamente como la música con que se relajaría un vampiro. Su creador fue Lustmord, apodo del músico y productor galés Brian Williams, que comenzó en la música electrónica convencional y, tras estas experiencias con lo extraño, ha ido encontrando su sitio incluso entre los fans del metal gótico.

Brian "Lustmord" Williams

En el propio álbum podemos encontrar una autodescripción: Heresy ("herejía") es la culminación del trabajo llevado a cabo entre 1987 y 1989, y utiliza grabaciones en parajes subterráneos originados en criptas, cavernas, minas, refugios y catacumbas junto con material de origen sísmico y volcánico. También hace uso de fenómenos psico-acústicos y de los efectos físicos de la información de baja frecuencia". Efectivamente, en Heresy nos topamos con una serie de piezas difusamente musicales que despliegan ante nuestros oídos y en nuestra mente el paisaje más siniestro imaginable, con ecos que nos sugieren su enormidad y su profundidad, todo un inframundo libre de efectismos inmaduros e innecesarios que, con su puro silencio y sobriedad, nos pone los pelos como escarpias.

Portada alternativa.

Ni siquiera está uno seguro de que Lustmord utilice instrumentos normales para esta obra, ya que todo suena casi natural, telúrico, como el entrechocar casual de rocas que se desprendiesen en las profundidades del mundo, el goteo de las estalactitas y quién sabe qué cosas más. Es como si la Tierra misma respirase a través de las cavernas que la horadan, y de ese aliento surgiese el sonido de fondo de los temas. En el primero, se añade a esto el sonido de una especie de cuerno muy primitivo, como la llamada a un concilio subterráneo y espectral de monstruos enormes que se arrastran en la oscuridad. Después la cosa va de murmullos y ruidos lejanos, quizá lejanos ecos de una humanidad que es escuchada a través de metros de roca, y cuya voz termina convertida en una espantosa psicofonía. Vislumbramos también en otros movimientos, muy a lo lejos, alguna clase de flauta que juguetea de nuevo con lo fantástico, con los aquelarres, las sociedades secretas y la nigromancia. En fin, que no sabe uno muy bien si esta música podría ambientar mejor una película de terror o una versión de Viaje al centro de la tierra, aunque yo apuesto por lo primero.

Diseño para la carpeta del CD. ¿A que parece iconografía masónica o algo por el estilo?

Personalmente, lo considero una de las experiencias musicales más evocadoras y estimulantes que se puede tener, ya que despierta la imaginación de una manera asombrosa, nos sugestiona y nos proporciona sensaciones difícilmente igualables en lo que a meditación e introspección se refiere. Con todo, no escucharía ni por asomo Heresy antes de acostarme.

4 comentarios:

Pepe dijo...

Muy interesante, no conocía de nada a este músico pero propuestas distintas, aunque resulten tan extrañas y oscuras, siempre vienen bien, le daré una oportunidad.

Por cierto, parece que goear ha resuelto sus problemas y ya colocas varias entradas seguidas, lo de poner una limitaba un montón la página.

El conde dijo...

Es verdad, me he dado cuenta de lo de Goear. Yo al final he pensado dejarlo en que se vean tres entradas cada vez, así la página se carga antes. Por cierto, este disco de Lustmord, si no lo has escuchado entero, te sorprenderá. A veces parece estar a medio camino entre un disco musical y esas grabaciones que publican con sonidos naturales (pajarillos, oleaje, ya sabes), pero es muy envolvente y tiene bastante mérito.

Saludos!

Javier dijo...

Si señor!!! un acierto traer este genero tan poco conocido

Personalmente encuentro mucha belleza en algunos discos de estos, tan oscuros.
Tengo otros de este mismo autor (Lustmord) que merecen la pena, especialmente uno en el que ha colaborado nada menos que con Robert Rich (si podeis haceros con "Stalker", una joya)

Y uno que se acerca al dark ambient a traves de una musica muy abstracta es el "magnificent void" de Steve Roach. Un viaje a los rincones mas oscuros de la mente.

Podeis pensar que estoy chalado, pero cuando vivia solo me ponia esta musica para dormir...y era mano de santo!! ;)

fixx dijo...

hola, esta musica me fascina, tengo muchos discos virgin de los tangerine, klauz, seven up etc y los escucho mientras estudio mis materias, y es toda una experiencia, este album heresy, creo k me lo compro ya. saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...