viernes, 28 de mayo de 2010

Maurice Jarre - LAWRENCE OF ARABIA


1. Overture (4:27)
2. Main Titles (2:16)
3. First Entrance to the Desert /
Night and Stars / Lawrence and Tafas (9:40)
4. Miracle (2:30)
8. Arrival at Auda's Camp (2:13)
9. Onto Akaba / The Beach at Night (4:43)
10. Sinai Desert (1:09)
12. Horse Stampede / Ali Rescues Lawrence /
13. End / Playoff Music (4:35)

"Es una de las grandes experiencias cinematográficas de toda la Historia; ver cómo se abre el telón, escuchar la obertura y a partir de ese momento estar ante una obra maestra." (Martin Scorsese)

Aquí hay que ponerse serio. Estamos en 1962, cuando el director David Lean, que ha logrado un gran éxito con El puente sobre el río Kwai cinco años antes, ultima los detalles del rodaje en España (Almería, sobre todo) de su nuevo "epic": la nada sencilla biografía de T. E. Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia. En plena lucha del Imperio Británico contra los turcos, este burócrata e intelectual fue capaz, mediante la mera proyección de su extraordinaria personalidad, de unificar a las tribus nómadas árabes en favor de una causa común. La película, basada en el libro Los siete pilares de la sabiduría, del propio Lawrence, tenía que estar a su altura, y David Lean y el productor Sam Spiegel contaron en seguida con la ayuda del compositor... Malcolm Arnold.

A Maurice Jarre le dieron su merecido.

Surgieron, sin embargo, problemas creativos que obligaron a la contratación de otro músico, yendo a parar tan peliagudo encargo a las manos del inexperto músico francés Maurice Jarre. Apuesta arriesgadísima. Le dieron seis semanas para componer toda la partitura de una película de casi cuatro horas en la que se habían puesto todas las expectativas propias del Hollywood dorado, y no todo lo demás estuvo a su favor.

Una de las ediciones. Incompleta, por supuesto.

Jarre, no se muy bien por qué motivo, tuvo que grabar a toda la orquesta solamente con un par de micrófonos, lo que condicionaría en cierta medida la calidad de la música. Pero Jarre supo lo que tenía que hacer para compensar aquello, y para decir "aquí estoy yo": una de las mejores bandas sonoras de cine de la Historia, de las más celebradas e inevitables cuando a uno le vienen a la cabeza las imágenes de la película de Lean, sobre todos esos inmensos desiertos.

Imagen de la película.

Porque es el desierto el gran protagonista de Lawrence de Arabia, no solamente Peter O'Toole y Omar Sharif. Un desierto que Maurice Jarre rescata de aquellas Mil y una noches a las que pusiera música Rimsky-Korsakov en su Scheherezade, armonioso, pacífico y al mismo tiempo lejano y desolado. Tengamos en cuenta que entre los músicos barajados para componer esta partitura original estaba el mismísimo Aram Khachaturian, cuya raigambre musical se encuentra también en aquella parte del mundo. Es por ese mundo, uno distinto al nuestro, por el que viajan Lawrence y sus hoscos aliados; un universo de sol abrasador en el que caben las fanfarrias, las marchas militares y sobre todo el conocido como "tema del desierto", sostenido por lentos desarrollos de cuerda que cuadran al milímetro con los planos generales del filme, tan amplios que parecen escapar de la pantalla por ambos lados.

El inabarcable desierto de Arabia.

Éste suena por primera vez en la película como culminación del tema Main Titles, si bien ya lo hemos escuchado en la obertura, pieza resumen de la partitura que nos pone en situación antes del espectáculo. Estoy muy de acuerdo con la página BSO Spirit, donde señalan la existencia de otros temas principales en esta partitura, además del "tema del desierto", que son el tema de los árabes, muy agresivo en comparación con el anterior; y la marcha militar titulada en el álbum como The Voice of the Guns ("La voz de los cañones"), del mismo autor que aquel tema silbado de El puente sobre el río Kwai.

Lawrence azuza a sus huestes.

El resto de la partitura se mueve entre variaciones de estos temas, sobre todo los dos primeros, y música incidental muy percusiva, ahondando en el carácter indómito de los personajes y su rudo belicismo. Creo que el "tema del desierto" es al mismo tiempo el de Lawrence, ya que contrasta, como el propio personaje ante los demás protagonistas, por su sutileza y fragilidad.

Imagen de la película.

Como detalle vanguardista de esta banda sonora de Lawrence de Arabia, señalar la utilización de las ondas Martenot, instrumento que produce sonido mediante un generador de baja frecuencia manipulado mediante teclado. En resumen, que nos encontramos ante una obra contundente por su impacto en la música de cine posterior y en la cultura popular, imprescindible e impactante pese a las paupérrimas ediciones vendidas hasta hoy, muy incompletas.

Trailer original de la película.

Jarre dirigiendo a la Royal Philharmonic Orchestra, en 1992.

4 comentarios:

Julio Salvador dijo...

Compañero, excepcional aporte y descripción de una de las más grandes películas realizadas y con una música excepcional. Gracias. Aconsejable al máximo verla y leer el libro.
PD: las escenas de las Comandancias Inglesas se hicieron en Sevilla, Plaza de España y de América.

Un fuerte abazo.

http://juliosbv.blogspot.com/

El conde dijo...

Tienes toda la razón en lo de Sevilla, pero yo no puedo evitar barrer para casa, jajajaja.
Creo que quienes leéis el blog ya habréis notado que soy muy aficionado al cine, y como en este caso, suelo aprovechar para comentar tanto disco como película. Me falta el libro de Lawrence, eso sí.

Saludos, compañero!

Julio Salvador dijo...

Bueno al fin y al cabo todo queda en casa, jejeje. Te lo recomiendo de veras y está en edición barata de esas que muchas veces pillas en los cajones de libros. Yo guardo como una joyita el artículo de la moto Vincent con la que tuvo el accidente. Un fuerte abrazo.

Mannelig dijo...

También es de mis bandas sonoras favoritas. Quizá un punto por debajo de Doctor Zhivago, pero un punto tan estrecho...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...