jueves, 22 de octubre de 2020

Alright Now de Mike Oldfield: han descubierto uno de los "santos griales" de su discografía.

Entiendo que hay que ser seguidor acérrimo del músico británico para apreciar el hallazgo, pero como sé que muchos de nuestros lectores lo son, no he podido dejar de publicarlo. Me lo he encontrado en la página fan mike-oldfield.es.

Resulta que hace muy pocos días, después de -al parecer- una fuerte campaña de búsqueda y presión a quienes pudiesen tener archivada la grabación, se ha publicado en YouTube una peculiar aparición de Mike Oldfield en un programa de televisión de un canal local inglés, allá por 1979, en el que, además de hacer el indio y presentar a su hija recién nacida, su banda interpretó una versión del conocido tema de Free All Right Now. Canta Wendy Roberts, que intervino poco después en el álbum Platinum, y se luce el percusionista estrella Pierre Moerlen. No es en directo, sino que el tema está grabado y producido en estudio. El videoclip es estupendo:

Esta canción lleva treinta y tantos años figurando en álbumes piratas con un sonido atroz, y apenas un trocito de varios segundos del clip original había llegado a aparecer en Internet, procedente de un programa de reposiciones de la ITV. Alright Now es una versión maravillosa, con el sonido típico de aquella fructífera época de la carrera de Oldfield, pero siempre ha sido una especie de espina clavada en el corazoncito de los fans, al no poder disfrutarla con normalidad. Incluso se alimentó la leyenda urbana (creo que todavía no desmentida) de que se había publicado como single con una tirada limitadísima, repartida únicamente de mano en mano entre ejecutivos de Virgin Records.

Afortunadamente, la calidad del archivo audiovisual ahora publicado es tan excelente que no solamente podemos escuchar la canción en su plenitud sonora, sino que cualquier manitas de la tecnología podrá trastear con ella y pulirla hasta que suene como recién publicada en CD.

Agradecimientos a mike-oldfield.es

viernes, 9 de octubre de 2020

El "Eclipse" de Pink Floyd en versión de Hans Zimmer para Dune.

Portada oficial del single digital.

Pues sí, en el famoso trailer para la película Dune de Denis Villeneuve (cuya primera parte se estrenará el año próximo) lo que suena es una versión de Eclipse, el tema final de The Dark Side of the Moon a cargo de Hans Zimmer, el encargado de la BSO de la película. Desde hace apenas un día puede adquirirse el tema, a través de la productora Watertower Music, en plataformas de venta de música digital (Amazon mismamente). También puede escucharse, por ejemplo, aquí:


Zimmer, que a mi parecer ha acertado de pleno, contó con una cuidada selección de vocalistas de sesión que grabaron los coros con todos los protocolos legales impuestos por la pandemia. La versión se ha realizado con permiso expreso de su compositor Roger Waters, por supuesto. Habrá que consolarse con algo ahora que sabemos que la película se retrasa casi un año.

martes, 6 de octubre de 2020

Pat Metheny - FROM THIS PLACE


1. America Undefined (13:22)
2. Wide and Far (8:27)
3. You Are (6:14)
4. Same River (6:43)
5. Pathmaker (8:20)
6. The Past in Us (6:24)
7. Everything Explained (6:52)
8. From This Place (4:41)
9. Sixty-Six (9:39)
10. Love May Take Awhile (5:57)

From This Place (2020) es el último trabajo del norteamericano Pat Metheny, un músico del que sin duda debería haber más entradas en este blog a estas alturas, pero a quien a veces esquivo al no tener personalmente una cultura jazzística suficiente a la hora de comentar su música con propiedad. Tal vez mi problema no sea tal, si pensamos que seguramente el jazz, como cualquier otra forma artística, no debería ser un ente opaco solo accesible para entendidos... y sin embargo creo que a veces soy la clase de persona que no capta el sabor a frambuesa en una copa de vino, por mucho que lo diga la etiqueta.

Lo bueno que tiene Pat Metheny para quienes escuchamos música instrumental contemporánea es que sus álbumes son de estos que en las tiendas de discos (esos sitios en peligro de extinción) los dependientes no siempre saben muy bien dónde colocarlos y lo mismo te los encuentras en el apartado de jazz que en el de new age o en ese vórtice del caos conocido como "músicas del mundo". Siendo así, supongo que hay carta blanca para analizar un poco su música sin miedo a que un verdadero connoisseur se me eche encima.

Pat Metheny (de ABC)

Veo en la Wiki que el Pat Metheny Group como tal no publica un álbum desde 2015, desde 2005 si buscamos su último álbum de estudio, y parece que no hay unanimidad respecto a la calidad de los últimos trabajos publicados por el músico en solitario. Este álbum lo firma solo el guitarrista, si bien en él intervienen más artistas. Forman un cuarteto, para ser exactos: Metheny, el batería Antonio Sánchez, el pianista Gwilym Simcock y la contrabajista Linda May Han Oh. Interviene también la Hollywood Studio Symphony Orchestra dirigida por el compositor de bandas sonoras Joel McNeely, amén de algún otro músico con contribuciones esporádicas en los temas.

From This Place es un álbum muy accesible, con un sonido tan jazzístico como culturalmente diverso. El primer tema America Undefined es una pieza épica que se construye, tanto en su totalidad como a nivel de su sencillo fraseado melódico, como un gran crescendo. No se puede comenzar mejor un álbum si lo que se busca es captar la atención del oyente para que no se te escape. Después de escuchar todo el trabajo un par de veces, empiezo a pensar que el tornado de la portada viene a cuento con gran parte de los temas que, como en este primero, parecen ir acumulando tensión hasta llegar lentamente a zonas medias y finales mucho más "tormentosas" de lo que se prevé al inicio.

America Undefined

Sin perjuicio de este primer corte, es sobre todo a partir del segundo (Wide and Far) donde mejor vamos a apreciar el carácter multiétnico de los intérpretes, pudiendo encontrar aquí y allá bastantes matices latinos (¿y de bossa nova?), todo reunido en un todo tan coherente que parece salido de una sola sesión de trabajo. 

You Are es otro tema, como el inicial, que va construyéndose desde la sutileza absoluta hacia la grandeza sonora gracias a una melodía sencilla a la que van sumándose otros elementos. El río de Same River fluye suave y garbosamente, creo que sobre todo gracias al sensual contrabajo que le sirve de lecho. Pathmaker, por su parte, da lugar al lucimiento de la guitarra de Metheny y el piano, con permiso de una soberbia batería que protagoniza un fragmento estelar. En The Past in Us, de nuevo por destacar algo sobre una totalidad que es fabulosa, cabe señalar una hermosa armónica.

The Past in Us

Muy hispana es Everything Explained, con una guitarra y un piano que casi parecen estar cantando y percusiones entre el rock latino y el flamenco. Mucho más anglosajona es la dulce y solemne From This Place, cantada por Meshell Ndegeocello. Concluye el álbum con la más o menos introspectiva Sixty-Six y Love May Take Awhile, un tema muy sensual que por sus arreglos de cuerda parece salida de una película del Hollywood dorado. 

From This Place

Un álbum estupendo para escuchar con atención y disfrutar de los detalles. Bastante interesante para introducirse un poco en el género jazzístico, incluso si no se tiene un especial interés en ahondar mucho más.

domingo, 27 de septiembre de 2020

Geinoh Yamashirogumi - YAMATO GENSHO


1. Gassho Kariboshi- Kiriuta (4:00)
2. Warabauta-Sho (2:16)
3. Shudarahigyo (15:54)
4. Yamashiro-Bushi: Yanagi No Ame (3:53)
5. Yamashiro-Bushi: Tanuki (16:31)

Buscando algo especial para después del jaleo de la vuelta al cole, me encontré con este interesante álbum de 1979 que llevaba tiempo llamándome la atención. En realidad hablamos de un reencuentro, ya que en su momento quedé fascinado por lo que Geinoh Yamashirogumi aportó a la película Akira (1988), cuya peculiar banda sonora conforma, paralelamente a la película, algo así como la poderosa respuesta japonesa a Blade Runner.

Una actuación de Geinoh Yamashirogumi.

Geinoh Yamashirogumi es sin duda una de las formaciones musicales más grandes del mundo por cantidad de miembros. Estamos hablando de un proyecto colectivo integrado por cientos de personas, muchas de ellas no profesionales de la música, que se unen para confeccionar estas obras de sonido colosalista difíciles de definir. Es una mezcla de música tradicional japonesa con cantos corales mixtos, arreglos sutiles de sintetizador y muchos instrumentos de percusión, a menudo empleando recursos del sureste asiático como el gamelán. El líder de la formación, encargado de componer los temas, es Tsutomu Ōhashi. Su seudónimo Shoji Yamashiro da nombre al conjunto, que podemos traducir como "Colectivo de intérpretes de Yamashiro". Gracias por esto último, Wikipedia.

Tsutomu Ōhashi

Este álbum en concreto se publicó en 1977, tres años después de la fundación del grupo, siendo el tercero de su discografía. Superficialmente, y aunque contiene alguna rara sorpresa, Yamato Gensho es en un 90% lo que podríamos escuchar en una película de samuráis rodada para occidentales: profundos cánticos femeninos arropados por coros, ambiente ritualista, instrumentos de cuerda muy simples, minimalismo zen aplicado a la música...

Gassho Kariboshi- Kiriut

Pero esta no es una banda folclórica al uso, y ya desde el segundo tema se cede protagonismo a una secuencia electrónica hipnótica. Recordemos que estamos en 1977 y que todavía conserva mucha fuerza la gran oleada del rock progresivo, por lo que no es de extrañar que se recurra a experimentos cósmicos incluso en un álbum con vocación (repito: superficialmente) tradicional. 

Más extrañeza todavía causa la irrupción de bajo, batería y guitarra pop en el último y largo tema Yamashiro-Bushi: Tanuki. Seguramente estemos aquí ante un Japón más real y contemporáneo al lanzamiento del álbum, no recreándonos en una bonita postal como la que parece haberse utilizado para la portada. Hay un indudable toque cómico en las voces del último tercio de la pieza, como si fuesen conscientes del carácter muy místico, muy meditativo, de la mayor parte del álbum y quisieran aportar algo de desenfado. 

Yamashiro-Bushi: Tanuki

De todos modos es difícil conocer las verdaderas intenciones artísticas de Ōhashi, quizá por algo tan sencillo como que la cultura japonesa es extremadamente distinta de la nuestra y también lo es su sentido de lo estético, que se mueve con misterioso equilibrio entre el tradicionalismo a ultranza y la más colorida posmodernidad tecnológica. Todo el álbum, por no decir gran parte de la discografía de Geinoh Yamashirogumi, es tan sorprendente como "alienígena" para quien no esté habituado a estas cosas, aun a sabiendas de que la formación ha realizado muchas actuaciones internacionales y que su mencionada música para Akira está en el imaginario colectivo de muchos cinéfilos y aficionados al anime de todo el mundo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...