martes, 12 de junio de 2012

Robert Rich - SOMNIUM


1. Part 1 (2:34:10)
2. Part 2 (1:59:00)
3. Part 3 (2:31:08)

El álbum Somnium (2001) de Robert Rich es una de las pocas obras musicales que pueden considerarse como "definitivas" dentro de su género, el ambient en este caso. No estamos hablando únicamente de que el trabajo tenga una duración enorme, sino de que perfecciona a más no poder lo que este subgénero de la música instrumental contemporánea aporta a sus seguidores.

Como ya hemos comentado en alguna ocasión, se supone que el ambient tal y como lo conocemos actualmente fue una feliz ocurrencia que tuvo Brian Eno mientras se encontraba convaleciente en un hospital, como respuesta de su mente creativa ante la atmósfera aséptica y más o menos silenciosa que le rodeaba. Su ambient es una música que prácticamente no destaca por encima de la belleza pura del silencio absoluto, aportándole en todo caso una serie de leves matices que convierten la quietud total en arte. Por supuesto, Eno no fue el auténtico descubridor del sonido ambient, del mismo modo que Colón tampoco "descubrió" América, sino que más bien oficializó la ruta. El ambient, sin querer meterme en nombres y fechas concretos, nace más bien una década y pico antes, con los presupuestos básicos del minimalismo clásico norteamericano de Glass y Reich, para tomar forma con el estallido definitivo de la electrónica experimental, la música cósmica y la primitiva new age europea a comienzos de los setenta.  

Robert Rich (de http://robertrich.com)

Los álbumes de la generación del eterno Music for Airports son ejemplos claros, casi de diccionario, de lo que es el ambient y de la clase de sensaciones que produce de forma inmediata en los oyentes; y sin embargo estos clásicos iniciales duran lo que duran, transmiten lo que transmiten dentro de los modestos límites del formato vinilo o CD, cuando seguramente el ambient se disfrutaría mucho más -hablo en teoría- si la experiencia de su escucha supusiese una inmersión total, no coartada necesariamente por los rituales típicos de la audición de un álbum musical. Para ponerlo en palabras sencillas, digamos que si cogemos un LP de música ambient y la ponemos en el equipo de música, o bien se nos acaba demasiado pronto mientras pasamos páginas del libro que estamos leyendo, o bien nos dedicamos en exclusiva a su escucha, rompiendo en ambos casos el presupuesto inicial del género, su carácter casi subliminal.

Somnium dura siete horas. Su autor, Robert Rich, tuvo que optar por editar el disco en DVD para no tener que publicar un inasequible estuche de 7 CDs, y sobre todo para evitar tener que cambiar el disco, lo que de nuevo rompería la experiencia. La idea es poner Somnium en nuestro equipo de audio, digamos el "home cinema", y sumergirnos en él mientras continuamos con nuestra vida. Rich piensa especialmente en Somnium como un acompañamiento, o mejor un estimulante, de nuestras horas de sueño. No es que se trate de una música especialmente soporífera en el mal sentido de la palabra, sino que su autor, que parece tener cierta experiencia teórica en el campo de la psicología, concibió el trabajo para estimular nuestras visiones oníricas a partir de la fase REM, basándose en una serie de míticos conciertos (Conciertos del sueño, se llamaron) que realizó en los primeros años ochenta.

Así empieza Somnium.

Pero cuidado, porque quienes no tienen demasiada experiencia con el ambient pueden estar ya traduciendo todo lo dicho como "un soberano coñazo". Se equivocan, porque Somnium es un disco muy bello, bastante más llevadero de lo que podría intuirse por toda la anterior perorata, si lo comparamos con otros trabajos dentro del subgénero. Robert Rich fusiona sonidos electrónicos y acústicos con samples tomados de la naturaleza, consiguiendo que las múltiples capas de sonido de las piezas del DVD resulten muy evocadoras e inspiradas. Es como pasar la noche en medio de un gran bosque deshabitado como el que intuimos en la foto de portada. No obstante, también hay que tener en cuenta que la primera parte de Somnium es algo más movida que el resto, ya que deberíamos empezar a quedarnos dormidos a partir de cierto punto, y aquí se tiende hacia músicas del todo mínimas. Solamente al final amanecemos con una serie de cantos de pájaros sobre fondos luminosos.

Y así termina.

No he escuchado Somnium en su totalidad, pero pienso hacerlo en cuanto tenga la oportunidad. Con lo que he escuchado hasta ahora puedo decir que no solamente es uno de los trabajos más hermosos de música ambiental que he escuchado nunca, sino que solo pensar en reproducirlo al completo mientras duermo me produce escalofríos de placer. Repito: un imprescindible, una experiencia sensorial que rebasa lo musical. Por cierto, a día de hoy sigue siendo la grabación musical publicada comercialmente más larga de todos los tiempos.

4 comentarios:

GANDALF dijo...

Lo siento pero no tengo lo que hay que tener ......

El conde dijo...

Siempre hay un momento para escuchar un trocito al menos. No creo que se trate únicamente de probar la experiencia completa en la cama.

¡Saludos!

Ó. dijo...

Lo he escuchado en su totalidad, durante el trabajo (sin dormirme encima del teclado, obviamente), y también lo he puesto durante una noche, para dormir. Durante la noche, mi mujer se despertó y se asustó un poco, porque no esperaba que sonase algo tan profundo y denso como lo que suena en esta monumental pieza, una obra extraordinaria, que podrá o no estimular el sueño en su fase REM, pero que en escucha consciente proporciona una experiencia sonora (musical, qué puñetas)inolvidable. Quizá el estilo no sea exclusivo de Rich, pues otros músicos y formaciones aledañas en género componen con una paleta similar y la producción suele coincidir a nivel de detalle y cualidades, pero "Somnium" es un viaje mayor, un largo recorrido, que no decae en ningún momento. Además, cada uno de los 3 movimientos presenta matices diferentes (según tengo entendido, la obra avanza hacia el despertar), lo que enriquece aún más la propuesta. Aprovecho, una vez más, para felicitarte por tus estupendas publicaciones, como es este caso: suelo visitar este blog cada vez que puedo, y siempre es una poderosa fuente de información, cuando no de sana nostalgia. Un abrazo: Ó

El conde dijo...

Hola, Ó

Sigo teniendo pendiente ese experimento, aunque lo intentaré directamente durante la noche. Muchas gracias por contarnos tu experiencia, y por tus amables palabras.

Otro abrazo para ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...