martes, 13 de marzo de 2012

Jean Michel Jarre - CHRONOLOGIE



1. Chronologie Part 1 (10:51)
2. Chronologie Part 2 (6:05)
3. Chronologie Part 3 (3:59)
4. Chronologie Part 4 (3:59)
5. Chronologie Part 5 (5:43)
6. Chronologie Part 6 (3:45)
7. Chronologie Part 7 (2:17)
8. Chronologie Part 8 (5:33)

Por lo general, todos los músicos consagrados, sea cual sea su género, vuelven a sus raíces en un momento u otro. Ocurre a menudo que son los primeros trabajos de cada artista los que le otorgan el éxito (quien no triunfa con su primer, segundo o tercer disco que se busque otro empleo) y el prestigio que los acompañará durante el resto de su carrera, y suelen convertirse en varas de medir a la hora de juzgar la calidad de cada obra posterior. En el caso de Jean Michel Jarre, es cierto que cuando comenzaron los años noventa llevaba publicado un excelente puñado de álbumes con una calidad en general impecable, pero aun así seguía siendo para mucha gente "el autor de Oxygene". Tras las sutiles renovaciones hacia la modernidad y la experimentación que supusieron sus obras clásicas de los ochenta (pensemos en Zoolook o Revolutions) y el todavía reciente En Attendant Cousteau, Jarre debió sentir que era hora de recuperar las esencias.

Jean Michel Jarre, en el libreto del álbum.

No es que Chronologie ("Cronología", 1993) sea una isla de nostalgia dentro de su discografía, ya que en el álbum Rendez-Vous (1986) había muchas de las cosas que los admiradores del músico francés más disfrutamos desde los tiempos de Oxygene y Equinoxe; pero sí que es un nuevo puntal en su carrera en favor de su afianzamiento como pionero de la música electrónica superventas, una reivindicación de sí mismo. Como en el caso de Rendez-Vous, Chronologie es una acertada mezcla de sus estructuras cósmicas típicas, con añadidos de los avances tecnológicos y estilísticos del momento. Bien mirado, ambos álbumes comparten incluso algunos de sus defectos, que veremos después.

La fuente de inspiración principal para el álbum fue el libro de Stephen Hawking Breve historia del tiempo (1988), una de las obras de cabecera de cualquier aficionado a la ciencia contemporánea. Jarre asegura que Chronologie viene a tener, mirándolo de un modo muy general, una estructura cíclica, como cíclico es prácticamente todo en el universo según todas estas teorías cuánticas que prefiero no entrar a comentar aquí. Es cierto que comienza y termina con los mismos sonidos, aunque el resto del trabajo incluye temas bien distintos que, a mi juicio al menos, tienen poco o nada que ver con el "concepto" del álbum tal y como lo explica el músico. Más bien se puede decir que el disco tiene la estructura ya clásica en Jarre: un primer tema como obertura, un segundo corte potente y rítmico (un potencial segundo single, pensemos en Oxygene 2 o Second Rendez Vous), un tercer tema experimental que funciona como transición, un cuarto tema muy comercial y potente (el primer single, como lo fueron Oxygene 4, Equinoxe 4 o Fourth Rendez-Vous), un quinto, un sexto y un séptimo variados y de alta calidad, y un octavo corte con un toque simpático para terminar a gustito (pensemos en Band in the Rain o The Last Rumba).

Chronologie fue uno de los primeros álbumes de artistas clásicos de la electrónica (y las "nuevas músicas") 
del que se editaron varios remixes, algunos a cargo de otros músicos y DJs. Aquí dos portadas.

La obertura, Chronologie Part 1, es de las mejores que ha realizado el músico en sus álbumes, muy espectacular y vibrante, perfecta para ponernos en situación dentro de este universo musical cósmico y futurista. Tras varias transiciones entra Chronologie Part 2, muy inspirado en la música electrónica de baile de entonces, con una melodía muy sencilla pero endiabladamente potente. Por cierto, aquí recicla las bases de su obra iniciática Erosmachine. Chronologie Part 3 es un mero trámite -en el mejor sentido de la expresión, que conste- para llegar a Chronologie Part 4, tema emblema del álbum que, curiosamente, Jarre casi nunca interpreta en concierto desde aquellos años noventa. Se parece demasiado en su planteamiento (dos melodías en una, intercaladas a tramos como si fuesen estribillos alternados) a Fourth Rendez-Vous, aunque es más complejo y ha envejecido bastante mejor, para mi gusto al menos. Al parecer, Chronologie Part 4 tuvo su arranque algún tiempo antes de la composición del resto del álbum, cuando pidieron a Jarre que compusiese una melodía de alarma para un reloj Swatch. De relojes iba la cosa.

Vídeo oficial de Chronologie Part 4.

Así comienza el VHS Europe in Concert, Live in Barcelona
con el tema Chronologie 2. La gira sirvió para promocionar el álbum.

Chronologie Part 5 se recrea sutilmente en la melodía del tema anterior, con arreglos medio acuáticos y medio cósmicos, para convertirse en un divertido pero ingenuo ejercicio de música para break dance llena de loops. Chronologie Part 6 es otra genialidad del francés, favorita en sus conciertos de ayer y hoy, con una bella melodía al acordeón, prácticamente una balada o un adagio sobre fondos muy poderosos que van evolucionando a mejor según avanza el corte. Chronologie Part 7 es atmosférico, embrollado y algo dubitativo y bastante breve, se diría que casi un trámite. Finalmente, Chronologie Part 8 tiene un toque un poco hiphopero, quizá otra vez de break dance, que estaba más en boga en aquellos años, aunque mezclado con una melodía pomposa, a tramos un émulo del Así hablaba Zaratustra. No a todo el mundo le gustó esta conclusión para un álbum de tan alto nivel, aunque debe considerarse más como una elección discutible que como un mal tema en sí mismo.

Imagen promocional del lanzamiento del álbum.

En general, el álbum Chronologie parece un pelín "cortado a medida", como si Jean Michel aplicase con más desgana que en otras ocasiones su fórmula de tema fuerte-tema de enlace-tema fuerte, fórmula en la que los temas que funcionan como puentes quedan aquí visiblemente por debajo de los demás. Personalmente, y aun estando deslumbrado por la magnificencia de la introducción y de las partes 2, 4 y 6, echo en falta alguna pieza de esas pequeñitas y envolventes que había en otros álbumes de Jarre como aquellas Equinoxe 3 o Fifth Rendez Vous. Los temas puente son aquí algo fríos, insípidos incluso, y cuando ya se ha escuchado el álbum cinco o seis veces uno no puede dejar de mover el pulgar sobre el mando de la minicadena para buscar las mejores partes. O simplemente puede ser que aquí las mejores partes son tan brillantes que las otras palidecen en comparación. En cualquier caso, Chronologie es uno de los mejores álbumes de Jean Michel Jarre, lo que lo convierte en un título más que imprescindible para los aficionados -e historiadores- de la música electrónica tal como la conocemos.

4 comentarios:

Pepe dijo...

Qué discazo del amigo Jarre, y qué gran recuerdo escuchar la maravillosa parte 4 como sintonía española del Giro de Italia de aquel año.
Por lo demás, me quedo con la frenética parte 6, exponente de ese espíritu de rave que imperaba en el álbum.
Imprescindible!!!

El conde dijo...

Y apuesto a que ganó Indurain. Gracias por la visita, Pepe.

Mike Shooter dijo...

Cuando apareció el disco yo estaba pasando una etapa en la que tenía a Jarre muy olvidado. Recuerdo que lo ví en una tienda (el disco) y lo compré. Cuando lo acabé de escuchar, se me cayó el alma a los pies. A pesar del buen comienzo, cada tema me pareció peor que el anterior. Con las siguientes escuchas la opinión fue mejorando y hoy en día creo que es uno de los cinco o seis mejores trabajos de su autor.

Un saludo.

Pepe dijo...

A mí me pasó algo parecido con "Zoolook", era bastante joven y lo compré entusiasmado esperando melodías espaciales como las de sus primeros discos. Me llevé una decepción, y durante años lo mantuve en un segundo plano hasta que el tiempo dictó sentencia, lo volví escuchar y descubrí una de las maravillas del amigo Jarre.
Sin embargo "Chronologie" me entró a la primera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...