martes, 2 de agosto de 2011

Jon and Vangelis - PRIVATE COLLECTION


1. Italian Song (2:53)
3. Deborah (4:54)
4. Polonaise (5:24)
5. He Is Sailing (6:47)
6. Horizon (22:43)

Intentando superar el cabreo de estos días, me he planteado realizar una entrada sobre algún disco "buenrollero" que se adapte a la temática habitual del blog, y en seguida me ha venido a la cabeza Private Collection, álbum publicado por Jon and Vangelis en 1983 que supone la cúspide creativa de su carrera como dúo. Mucho cuidado con el título, ya que no se trata de un recopilatorio. Más bien debe referirse a una "colección privada" entendida como galería de arte musical o algo así.

A pesar de la fuerte personalidad artística de Jon Anderson y Vangelis Papathanassiou, el dúo que formaron oficialmente desde finales de los setenta -sin abandonar por ello sus respectivas carreras independientes- nunca fue, para alegría nuestra, una siempre suma de lo que podría aportar teóricamente cada uno de sus miembros. Jon and Vangelis es otra cosa musicalmente hablando, por mucho que ahí esté la voz peculiar de Anderson y los no menos peculiares teclados de Evangelos; Cada uno de ellos trabaja para dar lo mejor de sí, pero también para respaldar completamente al otro.

¿Os acordáis de aquella comedia de TV llamada Primos lejanos,
en la que un tipo de ciudad acogía en su piso a un primo suyo, que era griego?

Como siempre, es bueno que nos pongamos en antecedentes. Jon Anderson andaba liado en la constante deconstrucción de Yes con estos o aquellos miembros, capeando de paso el temporal de la nueva ola musical británica que, o bien convertía a la banda en una reliquia viviente, o bien la obligaba a abrazar con lascivia el AOR (Adult-Oriented Rock), concepto en sí bastante deprimente pese a los buenos resultados de algunas bandas. Jon Anderson colaboraría ese año con Mike Oldfield y daría a Yes un gran espaldarazo comercial con Owner of a Lonely Heart, del álbum 90125. Por su parte, Vangelis sí que estaba un momento algo más sólido de su trayectoria gracias al éxito magnífico de su reciente banda sonora para Blade Runner y los ecos de Chariots of Fire, que seguían sin apagarse. Ese mismo año publicaría la partitura para la película japonesa Antarctica.

Al menos cuatro temas de Private Collection fueron singles. Aquí, dos portadas.

Private Collection es un álbum pequeño en lo que a número de temas se refiere, pero enorme en lo que a melodías y producción se refiere. Es imposible que nadie en aquel entonces lograse un sonido más perfecto. No tengo claro del todo si se trata de una obra conceptual o no, aunque las letras sí que desprenden abundantes referencias a la ternura, el amor y la fe religiosa. Aun siendo sus primeras canciones muy pop y perfectamente comerciales, hay sitio para los experimentos. En este sentido tenemos Italian Song, primer corte del álbum, que Anderson canta en un italiano inventado. O sea, que no es italiano sino una imitación fonética. Es una canción lenta que, gracias a la voz de soprano del vocalista, parece casi un aria. La balada And When the Night Comes es quizá el tema menos conocido del álbum, y no por ser de menos calidad, sino porque no es tan luminoso e invita menos al tarareo. Deborah es de mis favoritas, una de esas canciones que pareces conocer desde siempre aunque nunca la hayas escuchado antes. La letra hace referencia, según entiendo, a un padre que mantiene correspondencia por carta con su hija pequeña. Exquisito tema.

Imagen del interior del libreto del álbum (de Vangelis Movements).

Polonaise (una polonesa, según apunta el título) tampoco es de lo más famoso de Private Collection. Suena como un himno que comienza con timidez y va creciendo hacia un tramo final muy poderoso. Al parecer, esta canción se inspiró en los sucesos políticos que tuvieron lugar en aquellos años en Polonia, con el sindicato Solidaridad y su lucha contra el régimen soviético. Pero mi tema favorito es He Is Sailing. No sé muy bien qué clase de imágenes me trae al pensamiento, pero quizá sean playas tropicales paradisíacas y nativos vestidos con colores brillantes. Todo eso está ahí, y sin embargo pesa sobre lo demás su contenido religioso, ya que He Is Sailing ("Él -Dios- está navegando") es prácticamente el Padrenuestro con algunas variaciones. Por su ritmo marcado y la suntuosidad de sus arreglos instrumentales, sobre todo unas percusiones apabullantes, recuerda un poco en su planteamiento al State of Independence de The Friends of Mr. Cairo, aunque en cualquier caso se trata de una canción que produce una sensación de libertad, de viaje y aventura difíciles de explicar si no se escucha.

La segunda cara de la edición en vinilo la ocupa por completo el tema Horizon, la pieza más larga en la carrera del dúo y una de las más ambiciosas. Es prácticamente una canción convencional alargada durante los primeros diez minutos, pero la atmósfera es tan espectacular, tan enorme, que en todo momento tenemos la sensación de estar realmente ante una suite mucho más complicada de lo que es en realidad. La segunda mitad es mucho más íntima, aunque Vangelis se las arregla para que sus más sutiles toques de piano nos transporten a algún lugar sublime más allá de la estratosfera. En cuanto a su temática, es una plegaria a la autoconfianza que abunda en el optimismo casi utópico -muy new age, todo hay que decirlo- que aportan las letras de Anderson a la práctica totalidad del disco. Se grabó un sexto tema durante las sesiones de Private Collection, que además apareció como cara B entre los singles del álbum, aunque nunca como integrante del mismo. Se trata de Song Is, y se escucha en este vídeo:


¿Y qué hace a Private Collection mejor que Short Stories (1980) o The Friends of Mr. Cairo? (1981) No es fácil de explicar, pero creo que todos quienes hemos escuchado estos álbumes llegamos a la misma conclusión: Private Collection es un álbum mucho más sólido, con mayor sabor de conjunto que logra calar más hondo en nuestra memoria de oyentes, mientras que Short Stories no tenía grandes afanes melódicos y Mr. Cairo parecía más una colección de temas sueltos -algunos un poco fuera de tono- que un todo coherente. Todavía quedaba por llegar un cuarto álbum, Page of Life (1991), tardío en las fechas y un poco escaso de frescura y originalidad.

Quedémonos con Private Collection por ahora, y ojalá nos sirva para hacer un poco más dulces los pequeños sinsabores de este tórrido agosto.


He Is Sailing, directa de un vinilo con su característico sonido.


Deborah.

9 comentarios:

Mike Shooter dijo...

Ahora mismo voy a escuchar el disco! Lo tengo muy descuidado últimamente. Tengo que declararme fan absoluto de "Horizon", un tema sensacional y, a mi juicio, lo mejor que grabaron nunca Anderson y Vangelis (junto con esa maravilla titulada "So Long Ago, So Clear", claro). Es increible la cantidad de grandes piezas de Vangelis que hay por ahí perdidas en su discografía... y estoy pensando también ahora en "La Danse du Feu" del "Odes" con Irene Papas...

Magnífico artículo, una vez más.

Ramon dijo...

Uff hacia años, pero añoooooss que no escuchaba este disco. Y recuerdo que me gustó mucho. Sobretodo la enormidad de Horizon y la dulzura y suavidad de Deborah. Tienes razon, quizas es el mejor de los discos que grabaron juntos. Buen momento para voverlo a recordar. Otra vez gracias por despertarme tantos recuerdos dormidos...

El conde dijo...

Gracias a los dos, así da gusto.

Por cierto, Mike Shooter, ¿tú no conocerás algún sitio donde descargar en mp3 alguna clase de recopilación bootleg con rarezas de Vangelis como esta "Song Is" y similares? Hay un montón de caras B suyas por ahí flotando en el limbo de Internet, y algunas merecen muchísimo la pena...

Víctor Hugo. dijo...

De esta pareja tengo únicamente el "Short Stories". Ni sigo ni he escuchado practicamente nada de Vangelis, pero como a Jon le considero uno de mis voces favoritas, iré buscando poco a poco más discos de ellos y en concreto este álbum.

¡Saludos!

El conde dijo...

Bueno, lo de escuchar o no escuchar a Vangelis es -como casi todo- cuestión de gustos personales. Yo solamente te digo que es seguramente el compositor de música instrumental más importante y popular de los últimos cuarenta años. Si de verdad no has escuchado nada suyo, y creo que lo tuyo es el rock, podrías empezar con alguno de sus álbumes más "progresivos", como Albedo 0.39 por ejemplo. O incluso con 666, el disco doble que compuso cuando estaba en Aphrodite's Child. Luego te pasas por aquí y me cuentas.

Y por cierto, Jon Anderson está y siempre estará asociado al sonido de Yes, pero probablemente nunca ha estado en un proyecto tan afín a su peculiar voz como lo fue Jon and Vangelis. Si acaso, en Olias of Sunhillow, que en el fondo está más que inspirado en el sonido Vangelis.

Gracias por comentar, y anímate en serio con Vangelis.

Mike Shooter dijo...

Uff... no conozco ningún sitio concreto donde encontrar ese material aunque tengo un buen montón de discos con material raro de todas las épocas del griego (colaboraciones con otros artistas, etc.)

Cómo podría hacerte llegar estas rarezas?

El conde dijo...

Si quieres podemos hacer una cosa. Mi dirección de correo es elconde.blog@gmail.com. Guárdatela mientras pienso un poco qué me falta, porque al final igual son solamente un par de temas. Y muchas gracias por el ofrecimiento, vaya eso por adelantado.

Guillermo (Atreus) dijo...

Hace tiempo logré localizar unas DEMOS poco conocidas que estos dos pollos grabaron en 1986 y que eventualmente deberían haber formado parte de lo que luego fue el 'Page Of Life', pero que quedaron apartadas.

Son 4 temas, recopilados en curiosamente un bootleg titulado "The Alternate Generator", que como su nombre indica, contiene demos y temas alternativos del disco (malo) de YES "Big Generator".

Entre ellos destaca este, que es el que más me gusta de todos:

http://www.youtube.com/watch?v=XlLJZ6W2bd8&NR=1

Si no los conocías, ahora mismo no recuerdo de qué página me descargué ese Bootleg, pero pienso que si buscas en Google con el título lo encontrarás ;-)

Saludos, Duque, y enhorabuena por nuevos artículos magníficos como este.

El conde dijo...

Pues creo que eso sí que lo tengo, Guillermo. Muchas gracias de todos modos, porque a raíz de tu comentario voy a desempolvar la memoria externa que tengo por ahí, a ver si lo encuentro.

Como siempre, un placer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...