martes, 1 de junio de 2010

Tangerine Dream - RICOCHET


1. Ricochet, Part One (17:02)
2. Ricochet, Part Two (21:13)

El año 1975 no fue nada malo en lo que lanzamientos musicales de impacto se refiere. Los alemanes Tangerine Dream, cuyo idilio con Virgin Records había comenzado con Phaedra y continuado con Rubycon, lanzaron aquel año Ricochet, una nueva muestra de su talento a los teclados que suponía un avance estilístico evidente respecto a los dos álbumes previos de sus "años Virgin".

Feísima portada de una edición en CD.

Ricochet, para empezar, no es un delicado experimento de estudio tan atmosférico y envolvente como solían ser sus discos hasta entonces, sino que está grabado en directo durante su gira europea de 1975. Es, efectivamente, su primera grabación oficial en directo. Eso sí, parece ser que los temas no fueron interpretados tal cual ante el público de Inglaterra y Francia, sino que fueron ensamblados para la edición del álbum a base de segmentos pertenecientes a la gira. ¿Qué nos dice esto? Pues, como el lector avispado ya habrá intuido, los conciertos de Tangerine Dream -incluso los celebrados en la actualidad- no suelen contener mucho material ya publicado, sino que consisten básicamente en piezas que, o bien son creadas para el propio evento, o bien van siendo improvisadas sobre la marcha.

Cartel promocional.

En el caso de Ricochet, los dos temas que ocupan ambas caras del LP son algo más ásperos que los de Phaedra y Rubycon; están menos pulidos por los tratamientos sonoros más avanzados de entonces, a los que habían recurrido sin duda Froese, Baumann y Franke para sus delicadas odas ambientales. Aquí todo es más "real", suena más cercano y contundente, tal vez dejando que el propio título del álbum ("ricochet" es una palabra inglesa que se aplica a los efectos del impacto de un proyectil) funcione en nuestros oídos con fuerza. Ayudan bastante a ello un uso a discreción de la percusión y alguna que otra guitarra eléctrica, además de los secuenciadores acostumbrados. En varios sitios, incluso califican Ricochet como una grabación cercana al rock, si bien yo esto mucho más de acuerdo con quienes lo emparentan con la música trance que -eso sí, con maneras mucho más cutres- machacarían las pistas de baile en los '90.

Parte trasera del libreto del CD.

Ricochet, Part One comienza con unas cuantas notas que no llegan a formar una melodía, pero que tienen la función de fanfarria inicial. Continúa con una melodía muy percusiva que a mí se me antoja bastante arábica, realizada con el protagonismo de la guitarra eléctrica. Es la que ocupa la mayor parte del tema, que después eleva enormemente su ritmo de secuenciador, sobre el que suena una guitarra muy distorsionada. En su segunda mitad, este corte vuelve a la melodía arabizante para ir a terminar con un movimiento mucho más lento, parecido al que iniciaba el álbum. Ricochet, Part Two comienza con suaves notas de algo que parece un piano, muy misteriosas y elegantes, y a continuación escuchamos sintetizadores y secuenciadores tomando paulatinamente el control, fluctuando durante muchos minutos entre melodías y ritmos que se van turnando en su preeminencia, hasta llegar a un último tramo que me recuerda a horrores a alguno de los temas originales de The Concerts in China de Jean Michel Jarre, yendo a parar a un final meditativo y estático.

Ricochet es otro de esos discos que no terminaron de cuajarme a la primera, pero que escuchados con atención me resultan cada vez más ricos. Es tan recomendable como cualquier otro disco del grupo hasta entonces, e incluso más que la mayoría. Está en Spotify.

Un concierto de la mencionada gira, en la catedral de Coventry.

2 comentarios:

racofe dijo...

Tengo los 4 discos de la "mi epoca Tangeriniana"...Phaedra, Rubycon, Ricochet y Stratosfear.
Y no se por que, siempre he puesto (y sigo poniendo) mas Ricochet que los otros. Y no sabria decir por qué, porque los 4 me gustan...Quizas sea eso que has dicho...Menos atmosferico, mas directo....

El conde dijo...

Esos son para mucha gente los discos más esenciales del grupo. Yo me quedaría antes con Phaedra que con Ricochet, pero todos son geniales (A Stratosfear le tengo un poco de manía, eso lo admito).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...