miércoles, 11 de febrero de 2015

Jean Michel Jarre - SESSIONS 2000


1. January 24 (5:58)
2. March 23 (8:00)
3. May 1 (4:49)
4. June 21 (6:18)
5. September 14 (9:30)
6. December 17 (8:12)

Entre el discreto cariño y el recelo se encuentra Sessions 2000 (2002), el álbum con el que Jean Michel Jarre inició la -a grandes rasgos, y esta vez muy a las claras- segunda etapa de su carrera musical, tras un también controvertido Metamorphoses (2000), que sin embargo contenía todavía suficientes argumentos artísticos para hallar en él la presencia del autor de obras maestras de la "electronic music" como Oxygene, Equinoxe o Zoolook. En el caso de Sessions 2000, y que conste que hablo a título personal, la cosa cuajó por aquello de la novedad, porque nunca es sensato criticar a un artista por querer experimentar un poco y ampliar sus horizontes. Lo malo es que, como comenté en una entrada que en su momento tuvo bastantes visitas, Jarre parece haber comenzado a partir de entonces una huida hacia adelante en la que da la impresión de haberse pasado los últimos quince años dando palos de ciego.

Trasera del escueto estuche del CD.

En todo caso, insisto: en su momento, Sessions 2000 fue un hallazgo más o menos refrescante e innovador. En teoría, el álbum fue grabado y editado para finiquitar el contrato del músico con la compañía Sony Music, pero eso no significa que Jarre fuese a publicar cualquier porquería. El álbum fue grabado junto a Francis Rimbert en distintas sesiones de improvisación (probablemente en las fechas que dan título a los temas) utilizando sintetizadores Korg y Roland, amén de instrumentos acústicos reales o sampleados como órgano Hammond, contrabajo, guitarra, piano... y buscando un sonido que se mueve entre el ambient, el jazz y quizá el chill out. Vamos, nada que ver con las divertidas y épicas melodías del Jean-Michel de siempre, pero manteniendo un importante calado artístico. Un adelanto de este nuevo sonido pudo escucharse en el álbum ultralimitado Interior Music (2001), que Jarre realizó como encargo para la compañía de electrodomésticos Bang & Olufsen, y cuya función venía a ser mucho más ambientar los establecimientos de la marca que satisfacer musicalmente a algún público concreto. Hay más alma puesta en Sessions 2000 que en aquel otro, por supuesto.

No es sencillo ni hacer una descripción detallada de las pistas del disco, ni siquiera ofrecer una "semblanza" del álbum como conjunto, pero en general me evoca imágenes urbanas, tal vez durante un día de lluvia bajo pesadas nubes grises, que observase desde detrás de un cristal cubierto de vaho. Las piezas se construyen a base de capas de sonido muy "lavadas", sobre las que diversos sonidos acústicos vienen a esbozar sutilmente algo parecido a melodías. El tema más conocido del disco, en este caso con una trompeta como protagonista, es seguramente March 23, que posteriormente sería conocido en algunos casos como Space of Freedom, y que es el único recuerdo que ha permanecido de Sessions 2000 para el repertorio concertante de Jarre. 

Space of Freedom, o March 23, del concierto Water for Life (Marruecos, 2006).

Es curioso ver cómo Jean Michel Jarre quiso dar en estos años un salto desde la "vieja guardia" de la música electrónica hacia un estilo mucho más contemporáneo, por no decir pos-moderno, perteneciente a nuevas generaciones de artistas que habían sido inspiradas en más de un caso por su propia obra, y demostrando no solo que era capaz de dominar este otro lenguaje musical algo más untuoso y horizontal, sino que también en él era capaz de realizar trabajos notorios. Probablemente, una de las razones por las que Sessions 2000 no levantó demasiados recelos fue porque todos lo entendimos como un experimento temporal, sin sospechar que el viejo Jarre solo volvería a sus antiguos universos para auto-homenajearse, ya nunca más para seguir explorándolos. Se prevé la publicación de un nuevo disco de JMJ en este 2015, al parecer un trabajo de colaboraciones con otros artistas. ¿Habrá sorpresas para los nostálgicos en el nuevo álbum? ¿Habrá sorpresas de algún tipo en el álbum? ¿Habrá álbum?

9 comentarios:

José Ramón dijo...

Metamorphose me dejó tan vacio en su día que cuando salió este disco me reconcilié un poco con el. Al final fue flor de un día y como tu bien comentas, creo que no ha vuelto a recuperar el pulso y anda bastante perdido.
No tengo mucha fe en lo que vaya a hacer ahora. Y en lo que llevamos de milenio, ¿qué ha hecho este señor?

José Ramón dijo...

Aprovecho para comentar que como me estoy comprando en vinilo a los Tangerine dream, me estoy leyendo todo lo que sobre ellos has escrito en este blog y estoy disfrutando mucho.

descendiendoorion dijo...

A mí no me desagrada el Jarre ambiental, atmosférico y jazz-chillout de esta etapa. Claro está que prefiero su estilo más épico, incluso cuando se volvió más pomposo durante el período "Rendez Vous". Pero es que luego viene "Teo & Tea" y se te cae el alma a los pies.

Ojalá este descanso de casi diez años sin álbumes de estudio, que se dice pronto, se traduzca en un disco fresco, que mire hacia el pasado (no puede ser de otra manera) pero se ponga al día en la electrónica sin que ello signifique seguir la moda de turno. En ese sentido, las novedades que introdujo en la versión extendida de "Oxygene" para el DVD me parecieron una auténtica gozada. Esperemos que no defraude.

Daniel Moreno dijo...

Es un album este que sigue sin entrarme. Lo he escuchado pocas veces por eso mismo, aunque seguramente debo darle más oportunidades..., pero ni comparación con el Jarre épico, melódico, conceptual de las obras de los 70 y 80. Incluso GEOMETRY OF LOVE me gustó más que este SESSIONS 2000, aun siendo, como este, un album de una tirada y difusión muy limitadas, nada que ver con sus macro álbumes anteriores.
Me encantaría ver tus comentarios sobre el disco que hizo para la disco Vip room, creo que hay logramos encontrar los últimos vestigios del viejo dinosaurio JMJ, the "good old one".
En serio, Conde, ¿de verdad tienes aun esperanzas de que haya disco este año? Esto es como el cuento del lobo... Hace poco vi un video con una entrevista de él en inglés, del 2013, creo, y decía que es que él es muy lento trabajando y debe tomarse su tiempo para un nuevo proyecto. ¿No será que se le han acabado las ideas?....

Bodega Ateneo dijo...

Saludos, es normal cebarse un poco con Jarre, siendo claro el hecho que lleva 15 años perdido; últimamente salvo más Meta o Sessions , porque la comparación con Teo&Tea es horrible; su mejor disco en este tiempo es Oxygene Live in your living room, pero para un músico con algo de orgullo, debe ser muy duro retwitearse con ese éxito. Milagro en 2015? No tengo fe, pero ojalá me equivoque. Saludos a todos de un fan.

Darkaos Skyggen dijo...

Qué tal!!
Pues, desde hace buen tiempo se comenta lo del nuevo disco para el 2015 con colaboraciones y que incluso Edgar Froese está entre los colaboradores, pero ya estamos marzo y na!! de na!!, Jarre nos viene con el mismo cuento del nuevo disco año tras año, a seguir esperando.

Saludos Conde !!

jesus Castellanos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jesus Castellanos dijo...

En algo no a cambiado Jarre, contrariamente a todas las opiniones hechas y por haber, y es esa particularidad de que su música en los últimos años nos entra gustando o de nó, así de plano, como si se tratara de un desconocido aún cuando creíamos conocerle tan bien, lo que demuestra un poco nuestra ignorancia.

Oxygene llegó en un momento en que la música de este tipo era difícil de clasificar, y de difundir, el público lo tomo como lo que fue y solo a una minoría le gustó, y por cierto esa poca minoría somos ahora una gran masa. Aún así, a muy poca gente le gusta Jarre y menos el Jarre de aquellos buenos años aunque a nosotros nos parezcan prodigiosos.

Yo visualizo a Jarre como un hombre cuyo propósito es el de crear música para todos los gustos y parece que los que primero queremos abandonar el barco somos nosotros sus fans. Y todavía algunos nos lamentamos de que nos están estafando con nuestro tiempo y dinero, aún cuando existen tantas posibilidades de compartir música gratis por internet.


Es más sencillo pensar que Jarre se quedó sin buenas ideas o corto de inspiración, pero lo que si me queda claro es que no es un músico complaciente y en lugar de dulces nos arroja algo más difícil de digerir.

Con Teo & Tea Jarre falló con ese tipo de música que quieren los fans, pero soy uno de los pocos a los que si les gustó el álbum y no soy nuevo, tengo escuchando a Jarre más de 25 años, y en algunos momentos la he visto difícil pero el tiempo apremia y se vuelve uno más tolerante.

Saludos a todos.

El conde dijo...

Es verdad que quizá algunos nos quejemos de vicio, pero sigo pensando que Jarre nos tiene (sea para bien o para mal) un poco desorientados, aunque siga haciendo buena música y mantenga sus ansias de innovar.

Gracias por participar tan activamente, Jesús.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...