sábado, 9 de marzo de 2013

Max Corbacho - THE OCEAN INSIDE


CD 1

1. Nest of Tempests (10:39)
2. Surface Thought (4:37)
3. Web of Eyes (6:45)
4. Offshore Currents (7:28)
5. A Place of Discovery (2:33)
6. The Endless Flame (8:16)
7. Tidal Memory (4:03)

CD 2

1. Dive In (2:14)
2. Shoreless Ocean (12:46)
3. Awaken Inside (15:50)
4. Deep Blue Home (8:54)
5. Islandess Expanse (10:01)
6. Deeper Into the Ocean (24:08)

Te descalzas y caminas por la arena bajo el sol. Te deshaces de la camiseta y avanzas hacia la orilla del mar. Murmuran las olas. Alguna gaviota lejana grazna al fondo. Entonces empiezas a entrar en el agua, y cuando acabas metiendo la cabeza se produce el viaje: estás en otro mundo. Un universo distinto al que habitamos, que ocupa la mayor parte de la superficie de nuestro planeta. Con sus propias criaturas, su propia geografía, sus normas, su sonido.

Max Corbacho, autor emergente -pero con amplia trayectoria- del ambient español (de Badajoz) ha realizado un estimulante ejercicio de inmersión acuática en su último trabajo, The Ocean Inside (2012). Lo primero que se me ocurre al manejar el título es que tanto habría valido "El océano interior" -este es el bueno- como "El interior del océano", porque este ambicioso trabajo vanguardista funciona en ambas direcciones. Quienes practicamos de vez el cuando el buceo sabemos reconocer perfectamente esa especie de nota musical constante que se percibe bajo el mar, mezcla del movimiento de las corrientes, el oleaje en superficie y el roce del agua con nuestro propio cuerpo. Lógicamente, la lectura principal que debemos hacer sobre la temática del álbum es más bien introspectiva, tratándose de una colección de largas piezas estáticas que se mueven lentamente -como las mareas- por nuestros océanos mentales. Corbacho plantea el trabajo desde ambos puntos de vista.

Max Corbacho en una imagen del interior del estuche del álbum.

Con trabajos como este siempre sería fácil objetar que el autor no se ha partido la espalda programando sus cacharritos electrónicos en el estudio, y es cierto que no encontraremos aquí virtuosismos instrumentales ni melodías que se nos peguen a la lengua, pero no es nada fácil hacer un buen álbum basado en sonidos estáticos superpuestos y en lenta evolución que pueda escucharse durante largos ratos sin sensación de aburrimiento. Hay que saber hacerlo, y hay que tener un profundo conocimiento del mejor ambient actual (y clásico) para que una obra musical posea cierto pedigrí. Si nos ponemos a pensar a qué nos suena The Ocean Inside, quizá podamos emparentarlo con trabajos de Steve Roach o Michael Stearns, aunque en algún punto escuchamos sutilísimos efectos que pueden recordarnos al Vangelis más meditativo, quizá el de los temas ambientales de obras como Blade Runner. También hay fragmentos con reminiscencias del excelente Prophecy Theme de Brian Eno para la banda sonora de Dune.

Otra cuestión a tratar es la accesibilidad de una obra así. Evidentemente, no todos los públicos van a ser capaces de valorarla sin conocer el contexto estilístico en que surge, antes mencionado, aunque quienes tenemos cierta experiencia en el ambient podemos reconocerla como bastante "aperturista". El secreto para lograrlo es simple: combinar un tono armónico grandilocuente y cósmico-atmosférico con una aparente ausencia de estructuras cerradas (insisto: aparente), haciendo además que cada segmento del trabajo tenga una inclinación propia hacia la luminosidad (sobre todo en el primer CD) o hacia atmósferas más sombrías (el segundo), para de este modo acentuar su evolución como obra musical viva y variada. Por supuesto, cada oyente debe aportar elementos de su propia imaginación para dar entidad a los paisajes sonoros propuestos por Corbacho, ya que el ambient, por definición, suele ser una música... digamos que incompleta. Personalmente, la paleta que se maneja en The Ocean Inside es muy rica en este sentido, y como álbum, es una obra excelentemente concebida y realizada, digna de los grandes del género incluso en sus altísimos valores de producción.

Una grandísima sorpresa, incluso partiendo del hecho de que suelo ser benévolo en mis críticas con los músicos que luchan por darse a conocer. Aquí enlazo con la ficha de The Ocean Inside en la página oficial de Max Corbacho. Cerramos con un medley:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...