jueves, 19 de mayo de 2011

Mike Oldfield - CRISES


1. Crises (20:40)
2. Moonlight Shadow (3:34)
3. In High Places (3:33)
4. Foreign Affair (3:53)
5. Taurus 3 (2:25)
6. Shadow on the Wall (3:09)

Mare Crisium o Mar de las Crisis es el nombre que recibe una amplia zona de la Luna, más o menos con la extensión de Gran Bretaña, y que puede observarse perfectamente desde la Tierra. También es el nombre que el artista Terry Ilott puso a uno de los cuadros que pintó en 1978 para una edición ilustrada de la novela clásica de ciencia-ficción El mundo sumergido, de J. G. Ballard. No parece que aquella edición fuese finalmente publicada, o al menos no con las ilustraciones de Ilott, pero desde luego éstas fueron lo suficientemente atractivas para que el músico Mike Oldfield se comprase una. Sea of Crises muestra un edificio en medio de un mar verde, con una luna enorme -también verde- sobre él. Oldfield, inspirado por el título del cuadro que compró, tituló Crises a su álbum de 1983 y lo puso en la portada. Se añadió además una figura humana que observa la alineación del edificio y la luna desde una esquina, en una especie de paseo marítimo; y en la contraportada se puede leer la frase "The watcher and the tower, waiting hour by hour", o "El vigilante y la torre, esperando hora tras hora". Por cierto, una ventana del piso superior del edificio tiene una luz encendida. ¿Enigmático?

¿Enigmático?

No es tan enigmático el disco de Oldfield, ya que funciona perfectamente como puente entre lo que venía haciendo desde finales de los setenta y lo que iba a hacer en el resto de los ochenta, mostrando una vez más esa evolución tan lógica y precisa que caracteriza la carrera del compositor. Crises mezcla el rock progresivo instrumental y accesible de QE2 (1980) y Five Miles Out (1982) con una serie de contenidos pop que emparentarían con los posteriores trabajos Discovery (1984) e Islands (1987). El formato de canción "convencional" va ganando terreno en este trabajo, frente a la presencia casi anecdótica de Family Man en Five Miles Out, aunque Oldfield se sigue reservando un espacio notable para su suite larga correspondiente, en la primera cara del LP.

Díptico interior del libreto promocional del tour de Crises, con los cuadros de Ilott.

Crises, el tema largo que da título al álbum, está compuesto por varios tramos bastante diferenciados, comenzando por un auto-homenaje por el décimo aniversario de Tubular Bells con arreglos grandilocuentes en la línea del Chariots of Fire de Vangelis, para continuar después con una serie de movimientos que podrían calificarse de heavy-metal-Oldfield, con guitarras potentes y efectos sonoros de sirenas policiales y cristales rotos. El propio Mike recita más que canta unas cuantas frases. La segunda mitad del tema se estructura mediante una melodía minimalista, la misma con la que comienza el corte, aunque tratada con diferentes fondos que van evolucionando in crescendo hacia un gran clímax final. Es uno de los mejores instrumentales que Mike Oldfield compuso en los ochenta, igualado para mi gusto por Taurus II y solamente superado por el inefable Amarok (1990), que es para echarle de comer aparte. Creo que Crises es una de las composiciones que demuestran el hecho de que Oldfield fue un adelantado a su tiempo, ya que la producción y el tono casi de "techno industrial" de algunos fragmentos es más propia de los noventa que del '83.

Portada de los singles Moonlight Shadow y Shadow on the Wall.

La parte más conocida del álbum comienza con su segunda cara y el greatest hit Moonlight Shadow, que es indiscutiblemente el tema vocal más famoso de Mike Oldfield, su segunda obra en cuanto a popularidad tras los compases iniciales de Tubular Bells y, no sé si por extensión o únicamente porque sí, una de las diez o doce canciones que primero recuerda cualquiera de aquella década. A ver quién es el guapo que lo niega. Yo mismo conozco Moonlight Shadow desde que tenía cinco o seis años, sin tener ni idea de quién era Mike, y para mí fue un shock descubrir que aquella canción tan bonita de mi infancia era obra del mismo tío que, allá por 1994, publicó The Songs of Distant Earth, primer álbum suyo que tuve. Moonlight Shadow (que se entendió como tributo a John Lennon, pese a inspirarse en el mago Harry Houdini) es la culpable directa de mi afición -casi fanatismo durante un tiempo- por la música del versátil Oldfield. Maggie Reilly, cantante oficial del músico en esta época, contribuye también con su voz a la mucho más aburrida e insulsa Foreign Affair, un tema que en mi humilde opinión es puro material de relleno. Jon Anderson, que no necesita presentaciones, puso voz a la interesante In High Places, de lo mejor del disco por su atmósfera prog-rock soñadora. El último tema vocal de Crises es Shadow on the Wall, una canción rock bastante macarra pero de gran calidad, cantada por Roger Chapman y con un sonido espectacular.

Vídeo oficial de Moonlight Shadow, muy bonito pero un pelín confuso.

El de Shadow on the Wall también mola.

Me dejo para el final Taurus 3, una miniatura instrumental medio disimulada entre las canciones. Comienza maravillosamente con una melodía de guitarra española, aunque acaba pasada de vueltas en su folclorismo de peineta y tarde de toros, con un zapateado muy muy estridente. Tampoco termino de entender por qué lleva el título "Tauro" (signo del zodiaco de Oldfield) si no tiene absolutamente nada que ver con el Taurus I de QE2 y el Taurus II de Five Miles Out, temas que a su vez sí estaban muy emparentados. Por cierto, la versión americana de Crises contó con la canción Mistake incluida en la primera cara del disco, que allí contenía las canciones.

Contraportada del LP.

En general, Crises no suele contarse entre los discos favoritos de los aficionados a Mike Oldfield pese a sus grandes cifras de ventas (número 1 en Europa) y al éxito arrollador de Moonlight Shadow, quizá porque su principal baza de cara a los fans, el tema largo de la cara A, es relativamente tributario de Tubular Bells (hubo incluso un gran concierto en el estadio de Wembley para celebrar el aniversario de la campana y presentar Crises); y seguramente también porque cada día estaba más clara la presión a la que se sometía al músico por parte de la discográfica Virgin para que hiciese temas pop radiables. Seguramente hubo quien pensó que Crises sería el principio del fin del gran Oldfield épico de los setenta, un compositor tan libre e innovador que había dado vértigo, y por eso debió ser un trabajo recibido con sensaciones agridulces por mucha gente. Discovery, un año más tarde, imagino que fue la puntilla. Visto todo ello con distancia, no obstante, me sigue maravillando que aquel muchacho de menos de treinta años fuese capaz de crear cosas así de distintas y unirlas en un sólo álbum.

Me grabaron en cinta Crises hará unos quince años, y lo escuché tantas veces que terminé por aborrecerlo. Ahora me vuelvo a sentir capaz de quitarle el polvo. Así comienza Crises:

8 comentarios:

moie dijo...

En mi humilde opinión y gran adicto a oldfield, no puedo dejar de decirte que todo bien hasta que tuviste algo de quien me parece no tien muy buen oido ni buen gusto por la musica, al decir que foreign affair un tema de relleno (jajaja), la verdad para el verdadero fan de oldfield que digas una barrabasada asi es de poco oido. pero bue allá tu chico.

El conde dijo...

A ver, primero decirte que gracias por comentar y por pasar por aquí.

Después, insisto en que, en mi opinión, Foreign Affair es una canción repetitiva tanto en la música como en la letra. Se me hace muy larga, y eso no me parece buena señal en un músico que precisamente siempre se ha caracterizado por lo impredecible y sorprendente que es su forma de componer. Evidentemente, no es la peor canción del mundo, pero en mi personal opinión se queda bastante por debajo del resto del álbum.

Por cierto, soy fan de Oldfield desde hace casi veinte años, y -sin menoscabo de tu conocimiento sobre su música- creo que conozco su obra lo suficientemente bien para tener una opinión válida (que no única ni perfecta ni indiscutible) sobre cuáles pueden ser sus puntos más bajos.

De todos modos, sé que Foreign Affair es uno de sus grandes éxitos pop, y por eso está en recopilatorios como Elements. Supongo que hay mucha más gente que opina como tú, y tenéis todos mis respetos.

Un saludo, y te invito a seguir pasándote por aquí cuando quieras para opinar.

Guillermo (Atreus) dijo...

Resulta paradójico que "moie" comience su comentario con un políticamente correcto "en mi humilde opinión", para luego rematarlo de manera tan arrogante, mal educada y por encima de todo INTRANSIGENTE. Yo también soy fan de Oldfield desde hace casi 15 años (aunque la cantidad de tiempo sea una tontería como competir por ver quién la tiene más larga), y no sólo eso, sino que conozco personalmente a muchos más como yo, con los que comparto muchos puntos en común y difero en muchos otros, como todo en esta vida. Por lo que me permito dudar de esa imagen mítica y fantasiosa a la que moie denomina "verdadero fan de oldfield" y que seguramente exista tan sólo en su cabeza. Si aquí alguien ha demostrado más que de sobra un buen gusto musical y un oído excelente es el dueño de este blog.

Sorry, Duque, por hacer tanto hincapié en este "mal rollo" que mejor debía ser ignorado, pero comentarios así a veces me hacen hervir la moral.

Yo también opino que "Foreign Affair" es un tema más bien mediocre englobándolo en el grueso del álbum, y desde luego demasiado largo. De hecho, siempre que llega su recta final deseo que termine de una vez.

El tema instrumental me parece un prodigio, aunque su esencia fría y "urbana" no consigue ganarme tanto como el más rockero y folk 'Taurus II' (mi favorito de los instrumentales de media duración). Aunque la caña que le mete el gran Simon "Si-Phi" "Phillips es memorable :-D

PD: anonadado me hayo por descubrir que 'The Songs of Distant Earth' fue, al igual que me sucedió a mí, tu primer contacto ya más "serio" con Olfield. Otro dato en el que coincidimos ;-)

Saludetes.

El conde dijo...

Bah, tampoco creo que ese comentario fuese con acritud hacia mí. Más bien me pareció en tono distendido, como de "tirón de orejas", y por eso tampoco me lo tomé a mal al contestarle.

Respecto a lo del buen gusto, simplemente darte las gracias, aunque creo que lo del gusto bueno o malo siempre está tan sujeto a opiniones como cualquier otra cosa.

Y sí, "The Songs of Distant Earth" fue un regalo de Reyes de un tío mío que vivió a fondo la década de los setenta y su música. No es que ese disco se parezca a lo que hacía Mike en los 70, pero mi tío lo juzgó un buen regalo y acertó de pleno.

Un saludo, amigo.

moie dijo...

Antes de decir algo, buena tu actitud conde (sin ser arrogante, capaz que decir esto también algunas "personas" lo tomen así). Pero como pude ser arrogante hay palabras como "relleno" que también no son de buena recepción para aquella persona que si le parece bien, pero bue, también acepto que es tu blog y que estas en todo tu derecho de transmitir todo lo que te parezca a vos. Quice manifestar algo que fue incomodo para ti (no para algún lacallo que siempre los hay)y no fue mi intención.
No creo que hayas hecho un blog para pelearse entre si, por eso de mi parte corto aca el tema. Un saludo conde.

Abreviado dijo...

Muy buenas... me alegro mucho de haber encontrado este blog, totalmente por casualidad, ya que me veo muy identificado en prácticamente todo lo que dices...

El descubrimiento de Oldfield, así como de casualidad y el pase por el casi fanatismo... y el intento musical de emularle en múltiples y variadas composiciones que he creado a lo largo de ya muchos años...

Ahora lo oigo de vez en cuando y, la verdad, es que no tiene desperdicio... jeje...

Un abrazo y de nuevo gracias...

El conde dijo...

Hola, Abreviado. Como bien dices, los grandes de la música como Mike Oldfield son inimitables. De todos modos, si alguna vez te animas a pasarme algo de esa música que dices haber compuesto, estaré encantado de escribir una entrada al respecto.

Gracias a ti por participar.

Vicente Bueso dijo...

Para gustos.

Para mi lo mejor del.álbum es.Foreign Affair. Y su estado cíclico es.maravilloso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...