miércoles, 4 de noviembre de 2009

¿Qué pasa con Radio 3?

Una de las emisoras de radio más importantes y respetadas de nuestro país, Radio 3, de Radio Nacional de España (RNE) ha sido durante muchos años un refugio para todos aquellos estilos musicales que, por sus características poco convencionales o abiertamente minoritarias, no tenían cabida en las radiofórmulas estilo "top 10". Desde el jazz hasta la música new age, Radio 3, con programas como Diálogos 3 a la cabeza, funcionaba como un ariete ante la relativa ignorancia musical de las masas.

Sucedió el pasado año que Ramón Trecet, conductor de Diálogos 3 e impulsor de las nuevas músicas en España desde hacía treintaytantos años, fue cordialmente empujado fuera de su lugar en la parrilla, y con él el programa entero desapareció.

La verdad es que, si uno mira detenidamente y sobre el papel la programación de la emisora, sigue encontrando teóricamente un poco de todo, pero cuando llega el momento de sintonizarla a horas humanamente decentes (por las tardes, por ejemplo) siempre se encuentra lo mismo: pseudoflamenco rapeado, o jazz latino grunge, o fusión hip-hop o yo qué se, a cargo de bohemios de bote de cualquier tipo, con muy escasa personalidad musical y sin embargo un inevitable poder de apelación de cara a una serie de colectivos juveniles que, pobres de ellos, suelen confundir libertad estética con lo que realmente es una uniformidad poco menos que absoluta en los gustos y las tendencias en todos los aspectos de la vida. En fin, que el canal, a mi juicio, se está volviendo complaciente con la "pseudo-alternatividad" juvenil actual, que de alternativa tiene bien poco.

Sin pretender hacer pasar estas opiniones por dogmas de fe, me limito a echar de menos lo que un día fue y creo que no sigue siendo un rincón radiofónico que, de tan independiente, era un rincón inmaculado donde habitaba la cultura musical pura y dura, no necesariamente la que desde hace unos años demandan los colectivos de consumidores mayoritarios que no admiten serlo.

1 comentario:

Fernando dijo...

Pues que pena me da leer esta entrada, sobre todo porque fue Ramón el que me metió el gusanillo en el cuerpo sobre todo lo que fue New Age, música electrónica, etc., allá por 1988. Lo dicho, una pena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...