martes, 3 de noviembre de 2009

Moby - PLAY


1. Honey (3:27)
2. Find my Baby (3:58)
3. Porcelain (4:01)
5. South Side (3:48)
6. Rushing (2:58)
7. Bodyrock (3:34)
8. Natural Blues (4:12)
9. Machete (3:36)
10. 7 (1:00)
11. Run On (3:44)
12. Down Slow (1:32)
14. Everloving (3:24)
15. Inside (4:46)
18. My Weakness (3:37)

¿Y qué pinta aquí el calvo este? Pues resulta que Moby, pese a que en sus últimos lanzamientos se ha decantado bastante hacia el pop convencional, es autor de esta obra estupenda de 1999, considerada por muchos como el último gran disco del siglo XX y que, por su espíritu "outlaw" y predominantemente instrumental y ambient, bien puede formar parte de mi humilde discoteca de lo insólito. Moby es un personaje que, tanto en lo musical como un poco fuera de ello, siempre ha corrido el riesgo de ser calificado como "friki". Por una parte está su aspecto extraño y desgarbado y su aparente timidez; y por otro, esa leyenda urbana según la cual actuó en una película porno y se ha arrepentido tanto que en la actualidad es extremadamente religioso.

Porcelain

Natural Blues

Why Does my Heart Feel So Bad?

Según se dijo en su momento, este antiguo ídolo discotequero gafapasta, que recibe su nombre artístico porque es descendiente directo de Herman Melville, autor de Moby Dick, grabó Play en plan artesanal, con instrumentos más bien normalitos y en ratos de ocio en su propia casa. Seguramente no sabía muy bien lo que estaba haciendo, o por lo menos no veía en estas grabaciones el éxito que iban a suponer. Visto de un cierto modo, Play es una colección de experimentos musicales, ocurrencias carentes de mucha preparación previa que el músico fue coleccionando durante un tiempo x- casi como quien cultiva bacterias en probetas, o diseca mariposas en un tablón de corcho-hasta que fueron publicadas como conjunto. Desde luego, acertó plenamente con la propuesta, ya que todos y cada uno de sus temas han sido licenciados para utilizarse en anuncios y cabeceras de programas de todo tipo, además de pegar en la radio hasta el hastío con muchos singles divertidísimos y cargados de pegadizos sampleados. Son prácticamente lo que podríamos llamar "jingles", melodías mínimas y muy sugestivas que el músico alarga debidamente hasta concederles forma de tema musical vendible en el conjunto de un álbum difusamente coherente. O coherentemente difuso. Es decir, que Play está a las puertas de considerarse un icono de la música actual, tanto por la música que contiene como por la filosofía de la inmediatez y la frescura que lo alumbraron.

Moby, en la contraportada.

La variedad de temas y ritmos es enorme, desde los estridentes Honey y Bodyrock hasta la mítica Porcelain, que es prácticamente un tema new age, pasando por las famosas piezas bailables Natural Blues y Find my Baby, casi enteramente sostenidas por sampleados de estilo gospel que se repiten con elegancia. La verdad es que Moby consigue, con unos cuantos programas de ordenador que no se me antojan demasiado complicados, una guitarra eléctrica y alguna otra cosilla que cualquier músico tendría por casa, un trabajo tan divertido que pese a la larga lista de cortes que lo integra, apetece escuchar siempre de un tirón. Play es un disco que vale para todo, que puede gustar a cualquier oyente porque para todos tiene algo. Yo lo recomiendo alegremente, así como los vídeos que he puesto arriba, solamente unos cuantos de los muchos que generó el disco.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...