jueves, 21 de mayo de 2015

Vangelis - DIRECT


1. The Motion of Stars (4:20)
2. The Will of the Wind (4:44)
3. Metallic Rain (6:11)
4. Elsewhere (5:43)
5. Dial Out (5:20)
6. Glorianna (Hymn a la Femme) (4:28)
7. Rotation's Logic (3:31)
8. The Oracle of Apollo (3:57)
9. Message (7:12)
10. Ave (5:04)
11. First Approach (5:02)
12. Intergalactic Radio Station (7:54)


"Yo funciono como un canal a través del cual la música emerge desde el caos del ruido"

Vangelis

Direct (1988) es uno de los álbumes más accesibles del griego Vangelis Papathanassiou. Publicado tras una etapa en la que predominó la experimentación, con álbumes bastante densos -por no decir un poco indigestos- como Invisible Connections o Mask (ambos de 1984), el músico se propuso grabar una obra más sencilla y fresca en su Atenas natal, buscando entre otras cosas reencontrarse con los sabores del hogar y la infancia tras muchos años trabajando en grandes capitales europeas. 

Contraportada del CD original.

Vangelis dejó a un lado las suites largas divididas por movimientos para ofrecer una colección de temas relativamente cortos, rítmicos, muy contemporáneos, propios de una electrónica mucho más comercial y urbana que la que había estado cultivando últimamente. Prueba de ello es su uso a discreción de sonidos sampleados que aportan colorido musical al conjunto. Como nexo de unión entre las piezas del disco, Vangelis se propuso emplearse a fondo en el desarrollo de su personal técnica creativa, la creación "directa" de su música rodeado de sus sintetizadores, improvisando en una especie de éxtasis y obligándose a no rectificar según van ocurriéndosele ideas. De ahí el título del álbum que nos ocupa.

 Vangelis, en el libreto del CD remasterizado.

Direct comienza briosamente con The Motion of Stars ("El movimiento de las estrellas"), aunque quizá el tema se sostiene demasiado a base de golpes de percusión y funciona más como una introducción que como una pieza con identidad propia. The Will of the Wind ("La voluntad del viento"), no obstante, es una pieza mucho más interesante, con un ritmo y unos bajos muy marcados y un exótico sonido de flauta sampleado bastante efectivo. Metallic Rain, un tema relativamente largo, nos devuelve a un Vangelis épico mediante una estupenda melodía marca de la casa y multitud de efectos sonoros. Elsewhere ("En cualquier otra parte") es un tema delicado y cósmico en el que el que disfrutamos de la asombrosa capacidad de este músico para dar calidez orgánica a piezas electrónicas.

Elsewhere

Dial Out

Un pelotazo rítmico es Dial Out, en el que la majestuosa melodía y el tratamiento clasicista de algún fragmento lo convierten en uno de los mejores momentos del álbum. La sublime Glorianna (Hymn a la Femme) cuenta con la voz de Markella Hatziano, y estamos aquí ante un claro precedente del sonido cuasi operístico de álbumes muy posteriores como El Greco. Con Rotation's Logic, otro tema muy comercial en el mejor sentido del término, tenemos más del Vangelis urbano, actual, que intenta hacerse notar a lo largo de la mayor parte del disco. The Oracle of Apollo es un remanso de paz y delicadeza prístina, con una melodía que suena a arpa, en general muy helénica. La larga Message utiliza coros, una melodía poderosa y un ritmo épico para lograr una atmósfera grandilocuente en la mejor línea de su autor, con una voz de niño -casi de bebé- que suena en varios momentos. Mientras la escucho, me da por pensar si el sagaz Hans Zimmer no se inspiraría en ella, de manera no tan descarada como en otros casos, admito, para el tema principal de El código Da Vinci

Message

Ave podría haber sido arrancada directamente del cerebro de Jean Michel Jarre mientras grababa su obra maestra Zoolook, aunque esto viene más a subrayar la versatilidad de Vangelis que su intención de copiar al otro genio de los teclados. Otra ración de sutileza y elegancia como la escuchada en un par de temas anteriores nos llega con First Approach ("Primer acercamiento"), que en este caso se sirve de un sonido de violonchelo sobre un lecho de suaves coros. Direct concluye maravillosamente con la cósmica, inconmensurable Intergalactic Radio Station, prácticamente un microrrelato de ciencia-ficción en el que la sutil melodía épica y el ritmazo sostenido nos llevan al ajetreo de un locutor de radio espacial que saluda a sus oyentes mientras amanece en un planeta lejano.

Portada del álbum en su versión remasterizada, en digipack.

Nunca he considerado que Direct estuviese entre mis álbumes favoritos de Vangelis. No sé si es por su sonido muy lavado o por su carácter sencillo y no demasiado trascendente, pero el caso es que hay algo esquivo en él que no me suena al Vangelis "clásico" que me hace erizar los vellos. El hecho es que Direct sí que está entre los favoritos absolutos de muchos fans, y en cuanto soy capaz de dejar mis manías a un lado, me doy cuenta de que es un disco completísimo, muy rico en sus sonidos, en su producción y en su variedad temática. Objetivamente hablando, recomendaría Direct a cualquiera que intente acercarse a la música de Vangelis por primera vez, porque hay un poco de todo en él. La obra de un genio.

Hay alguna cuestión pendiente en nuestra versión Facebook.

9 comentarios:

José Ramón dijo...

Creo que a mi me pasa un poco como a ti. Este disco no es ni mucho menos de mis favoritos. Es más, creo que es el comienzo de la etapa del declive creativo de Vangelis. No obstante, lo volveré a oir ahora que estoy volviendo a escuchar a este señor en vinilo (que no hay color).
Me extraña que opines tan duramente de Mask que para mi un disco excepcional que de alguna manera me recuerda a Opera savage. Este y Soil festivies me parece de lo mejor de los 80 en su carrera

El conde dijo...

Hola, José Ramón. Personalmente, y créeme cuando te digo que me gusta ser crítico con todo el mundo por igual, nunca me ha parecido que Vangelis haya estado en época de declive. Sí que le he visto en momentos de cierta indecisión, pero pienso que lo suyo es más una evolución musical que una auténtica decadencia. Cosa distinta es que unas etapas nos gusten menos que otras, pero eso ya es cuestión de opiniones. Su decadencia más notoria es quizá la actual, más que nada porque es viejo y está gordo y perezoso.

Ah, y no tengo una mala opinión sobre Mask, es solo que siempre me ha costado escucharlo de un tirón. Es muy grandilocuente, muy profundo, y me cuesta trabajo meterme en él.

¡Gracias por participar!

José Ramón dijo...

Vangelis, en mi opinión, de los 90 en adelante se parecía demasiado a Vangelis. Quiero decir que se repite mucho con excepciones como El greco o cosas así aunque es un poco tedioso.
Me encanta participar en tu blog. Siempre aportas algo.

Daniel Moreno dijo...

Alegrón que me he llevado al ver esta entrada, Conde. No me acordaba que no habías comentado este discazo de Vangelis.
Es verdad que es un Vangelis muy new age y modernete, en el buen sentido, pero es verdad también que sus pinceladas o hasta brochazos de genio continúan estando ahí... Me parecen auténticos "must" de su obra temas tan delicados como THE ORACLE OF APOLLO o FIRST APPROACH; incluso las secuencias, típicas en Vangelis, de THE MOTION OF STARS me parecen geniales (por cierto, no creo que esas secuencias se puedan crear con su método "Direct"...).
Dentro de su obra, quizá este no es un disco referente, pero la verdad es que está muy bien, como dices, es muy completo y es una muestra muy asequible de lo que puede llegar a hacer este señor...
Por cierto, y hablando de MASK, te propongo que lo comentes también, Conde, me parece una maravilla, y quizás debes escucharlo más... A mí no me cansa nada escucharlo enterito, me parece un disco de una profundidad y una solemnidad supina. Otra cosa es lo de INVISIBLE CONNECTIONS, que eso sí que es feo, Conde...
Abrazos, y gracias por tus artículos, que nos siguen ilustrando maravillosamente...

Guillermo (Atreus) dijo...

A mí es un disco que me gusta mucho, destacando como favoritísimos los dos tracks precisamente más r´tmicos: "Message" e "Intergalactic Radio Station".

Que por cierto, se supone que la narración oída en este último track es un mensaje de Vangelis a Jon Anderson ("Hey Jon, let's break some rules!). Y hace tiempo leí que los nombres extraños que pronuncia justo después de esa frase (casi como elementos o formulaciones químicas) son los nombes que Vangelis daba a cada uno de sus sintetizadores.

Buenísima entrada, como siempre.

Murnau dijo...

LLevo siguiendo tu blog hara casi mas de un año y no sabes la de musicos y discos que me has hecho descubrir. Cuando he visto este discazo de Vangelis, uno de mis favoritos, casi me da un patatus de la emocion.

Creo que precisamente lo que me gusta del titulo es lo heterogeneo y dinamico que es, aun siendo el mas puro Vangelis tiene toques muy new age y de electronica puntera, es una verdadera pasada. Sobre todo el tema de Metallic Rain, que no se porque me recuerda a la musica que se escucharia en una cueva iluminada de cristales xD

Gran entrada, Conde, estoy deseando de que subas los poquitos discos que te quedan de este genio :D¡

Pablo Huelsz dijo...

A mi parecer Direct es un album muy difrutable de Vangelis, aunque coincido en que también no lo considero uno de mis albums favoritos; creo que es lugar lo tienen 1492, Opera Sauvage, Mask y sus geniales compilaciónes Themes, Potraits y Reprise. Lo que es muy cierto es que Direct quiza sea de los mejores albums para introducirse en el mundo de Vangelis.

Creo que Vangelis es de esos artistas que han dejado un enorme legado musical, aunque aún así dias como hoy extraño no tener muchas noticias de él o que haya algún nuevo disco en las tiendas, quien sabe quizas algun día de estos.

Jesús Castellanos dijo...

Como siempre un gusto leer cuando desentrañas tema por tema, el caso de Direct es cautivante en lo personal porque fue el primer álbum de Vangelis que llego a mis manos y a mis oídos. Es verdad que ciertas críticas lo consideraron un álbum más comercial que artístico, y un poco infravalorado, en gran parte por el declive del rock progresivo que se vivió a finales de los años 80, y que supuso un nuevo orden de ideas para los músicos de generaciones pasadas, renovarse o morir, y eso es algo que no entendemos algunos fans incluso con la musica electrónica de hoy en día que, queramos o no, son el resultado de aquellas ideas de muchos pioneros como Vangelis.

Direct es un gran álbum que me agrada escucharlo una y otra vez, junto con Spiral y Albedo 0.39 me parecen los discos mas "Espaciales" del griego, y es aquella faceta de musica cósmica o galáctica lo que más me atrajo de toda su obra.

Saludos y hasta la próxima.

vcn dijo...

Hace ya mucho tiempo que escuche por primera vez este disco . Eran los años que comence a descubrir y a disfrutar de Vangelis y recuerdo que me impactó mucho en aquel momento precisamente porque condensaba mucho de su espíritu musical y , sin embargo , no se parecia excesivamente a ninguno de sus anteriores trabajos. Quizas me tendria que referir a Spiral como un disco en una filosofia similar aunque facilmente diferenciable.

Con los años ha perdido quizas ese efecto mágico inicial pero sus temas siguen siendo representativos del Vangelis mas accesible y divertido . Ahora soy mucho mas devoto de su epoca precedente , fundamentalmente los primeros 80's y busco al Vangelis de Soil Festivities o Mask aunque Direct siempre estara entre mis favoritos simplemente por su facilidad de convertir la musica electrónica en algo tan calido y sensorial y , a la vez, tan electrónico . El Vangelis posterior , el sinfónico orquestal y mas académico sigue siendo él , sin duda , pero me hace añorar sus grandes sintes mágicos .

En fin , un disco para recomendar a los neófitos y una buena ocasion de escuchar para mi uno de sus grandes himnos cósmicos , Intergalactic Radio Station . Simplemente genial.

Gracias por el análisis que has hecho del disco y, desde luego , no podria estar mas de acuerdo con tus opiniones sobre el.

Un saludo.


Vicente . Barcelona

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...