lunes, 9 de septiembre de 2013

Penguin Cafe Orchestra - UNION CAFE


1. Scherzo and Trio (6:55)
2. Lifeboat (Lovers Rock) (7:15)
3. Nothing Really Blue (5:17)
4. Cage Dead (4:33)
5. Vega (10:20)
6. Yodel 3 (3:25)
7. Organum (3:47)
8. Another One from Porlock (2:58)
9. Thorn Tree Wind (3:14)
10. Silver Star of Bologna (4:05)
11. Discover America (3:02)
12. Pythagoras on the Line (1:50)
13. Kora Kora (3:04)
14. Lie Back and Think of England (4:21)
15. Red Shorts (4:06)
16. Passing Through (1:03)

Es amargo comentar un álbum como este. Como a veces sucede con muchos manjares maravillosos -REALMENTE maravillosos- que se terminan antes de habernos dejado con una feliz sensación de saciedad, aquel quinto trabajo de estudio de la (pongámonos en pie) Penguin Cafe Orchestra sirvió para dejar salivando a quienes no contaban con que sería el último. La PCO alcanzó su cima creativa con Union Cafe (1993) para quedar paralizada con la muerte de su alma mater, Simon Jeffes, en 1997.

Union Cafe posee, además, ciertas características que le dan un aire de "último álbum" casi premonitorio. Están los títulos de varios de los temas, que parece retomar ideas de obras pasadas (la mención de Pitágoras y el teléfono, un "Yodel") como en un auto-homenaje; está también la longitud y diversidad sonora del álbum, que lo convierte seguramente en el más ambicioso de la PCO hasta aquel momento, casi como si hubiesen querido echar el resto de la carne en el asador antes de despedirse; y sobre todo, está la profunda sensación de madurez que transmite todo el trabajo. Más que esa clase de álbum que parece ir afianzando la personalidad de una banda, Union Cafe es la clase de disco que plasma con claridad la llegada a la meta, el fin de la exploración para recrearse plenamente en su apogeo.

Contraportada.

Para los novatos/as, recordar que la Penguin Cafe Orchestra fue una formación británica en la que varios instrumentistas endiabladamente creativos se lo montaron, a mediados de los años setenta, para sacar adelante uno de los proyectos musicales más brillantes e icónicos del panorama internacional que después se conocería como "nuevas músicas". La fórmula de su estilo es la mezcla equilibrada de música de cámara de sobria tradición inglesa, añadiendo un fuerte componente de folk (a menudo descrito como "música étnica de países imaginarios") y bastante minimalismo, así como un afán de experimentación totalmente ecléctico. El primer "padrino" de la banda fue Brian Eno, aunque sería su fundador, Simon Jeffes, quien llevaría a PCO a sus más altas cotas de popularidad a través de una serie de álbumes que solo podemos calificar como obras maestras aplastantes. El fallecimiento de Jeffes a causa de un tumor cerebral terminó de fraguar el aura "de culto" que hoy posee la PCO.

Scherzo and Trio

Cada álbum de la banda contiene, además, al menos dos o tres maravillas con alcance popular de la música instrumental de nuestro tiempo. En Union Cafe tendríamos que destacar sobre todo el tema Scherzo and Trio, que ha sonado varias veces en anuncios y como cabecera de algún programa infantil en televisión, como ya lo hiciese unos años antes Pythagoras's Trousers en aquel Juego de niños de los gallifantes. Lo que sucede es que el resto de temas de Union Cafe es tan exquisito que la fama de su pieza inicial no debe distraernos. A un nivel meramente personal me fascinan Nothing Really Blue, el largo Vega, la experimental Thorn Tree Wind, esa versión de When the Saints Go Marching In que titularon Discover America y, sobre todo, Lifeboat (Lovers Rock), que me atrevería a calificar ahora mismo como la melodía más bella que han dado jamás las llamadas "nuevas músicas". 

Lifeboat (Lovers Rock)

No sé cómo lo hicieron, pero Lifeboat desprende tanta pureza, tanta luminosidad, tanta sencillez, tanta dulzura, que no es difícil verse llevado a las lágrimas durante su escucha. He aquí un perfecto ejemplo de cómo una pieza instrumental puede transmitir cien veces más sentimientos que cualquier tema cantado, de por qué deben cerrar el pico quienes tradicionalmente menosprecian la música instrumental como algo meramente relajatorio o ambiental.

Después de Union Cafe, la última encarnación de la PCO llegaría en forma de doble disco en directo, el titulado Concert Program de 1995. Como ya hemos dicho, no habría nuevos trabajos de la banda hasta estos últimos años en que el hijo del genio, Arthur Jeffes, retomó la idea de su padre con resultados -de momento- prometedores. Mucho le queda, no obstante, para llegar adonde la vieja banda llegó con Union Cafe. No es un buen disco; es un disco mayúsculo. Está en Spotify.

2 comentarios:

Juan Manuel M dijo...

Descubrí por causalidad Peguin Cafe Orchestra en internet y me ha encantado toda su música!.

El conde dijo...

Me alegro. Para mi también fue toda una sorpresa cuando descubrí este grupo, son estupendos y únicos.

Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...