domingo, 1 de agosto de 2010

Sin cobertura en Santiago.

¿Será simplemente que, como admirador que soy de la música de Jean Michel Jarre, tenía la equivocada impresión de que el de anoche iba a ser uno de los conciertos más importantes del año en España? ¿Será quizá porque -manejando cifras que lo demuestran- los conciertos del francés han sido los más multitudinarios y espectaculares de la historia de la música popular? Pues no sé muy bien los motivos, pero desde luego tengo claro que ningún medio de comunicación nacional del que yo tenga noticia ha hecho ni la más mínima mención al evento de anoche en Santiago de Compostela.

Jarre pudo tocar directamente desde el rellano frente al Pórtico de la Gloria de la catedral, cosa que al parecer casi nunca se había hecho antes (suelen montar escenarios delante para no estropear el monumento), iluminando toda la fachada del templo espectacularmente, utilizando todos los edificios alrededor de la plaza como pantallas donde proyectar imágenes alusivas a los temas que se movían a su ritmo. El aforo máximo se completó, y encima hubo que llevarse a muchísima gente a la plaza de A Quintana para que por lo menos viesen el concierto en una pantalla grande. Los de A Quintana lo disfrutaron algo menos, en diferido por problemas técnicos de conexión vía satélite, y chapuceramente a causa de la emisión ratera de la TVG -que hizo incluso cortes publicitarios, jajajaja-. Pero lo del Obradoiro, tal como señalan la agencia EFE y los medios gallegos, fue colosal. Perfecto en todos los sentidos posibles. Pero ni yo ni casi nadie lo vimos, unos porque no se enteraron, otros porque no tuvimos forma de verlo -imagino que en alguna parte de Internet se emitió online-, así que no puedo ofreceros la crítica que os prometí hace unas semanas. Sí que quiero incidir en lo que dije al principio.

Los informativos tanto públicos como privados de la televisión han ignorado completamente el concierto del Obradoiro, dedicando sus ya tristemente escasos minutos de información cultural desde el momento en que se anunció el acto (hará casi un mes) a cosas de relevancia mucho menor, como festivales electrónicos de verano y similares. Tan solo los medios gallegos han cubierto el espectáculo, anunciándolo previamente de forma amplia, y publicando esta misma mañana sus impresiones sobre lo visto, que al parecer han sido óptimas.

Véase este vídeo amateur de Fourth Rendez-Vous.

Es decir, que el hombre que colapsó París en varias ocasiones, que convirtió toda la ciudad de Houston -literalmente- en una pantalla donde proyectar sus rayos láser, que dio la bienvenida al milenio en las Pirámides de Egipto en un concierto que se emitió en el mundo entero aquella nochevieja, que toca en Dinamarca, Moscú, Gdansk, Pekín, Atenas y el desierto de Marruecos y se emite en las principales emisoras de TV... viene a España a tocar a lo grande en la Plaza del Obradoiro, uno de los centros espirituales más conocidos del mundo, donde termina el Camino de Santiago y en pleno Año Xacobeo, y solamente si eres gallego o buscas en Internet te enteras de que Jarre da uno de sus megaconciertos al aire libre, y gratis. En general, se puede afirmar que los medios nacionales han puesto el concierto de Jean Michel Jarre a la misma altura que un revival de Manu Tenorio en las fiestas patronales de Villanueva del Trabuco.

No sé qué pasa en este país, pero a mí me saca de quicio. Ahí está La 2, un supuesto canal cultural que programa anoche alegremente uno de sus conciertillos de músicos jóvenes alternativos que nadie ve, no se si imbuido de un espíritu perroflautil que concede su atención únicamente a lo pequeño y barato. Se podrá argumentar que a lo mejor TVG (la televisión gallega) tenía alguna clase de contrato de exclusividad con los organizadores del concierto que convirtió algo tan importante en un mero localismo "sin interés", o incluso que Jarre no quería emitir el concierto a gran escala para luego vender más dvd's (se prevé que sea editado próximamente para su venta), pero aun así debía haber recibido cobertura informativa en los demás medios, por lo menos para decir que se iba a celebrar, y comentar qué tal fue la cosa una vez celebrado. También compran en exclusiva unos canales el fútbol, y en cualquiera de los demás te enteras igualmente de quién ganó el partido. Pero de eso nada en absoluto. Sí he visto que hablaban hoy en los telediarios de El Cigala, de Amaral, de un par de dj's que actúan en Canarias y que ni en su casa conocen, de un sufrido gallego con una malformación en los dedos que toca la guitarra y -menos mal- del concierto que dio anoche el gran Mark Knopfler en la Sierra de Gredos. Pero ni la más mínima mención a lo de Jarre, ni siquiera teniendo en cuenta que al recital del ex-líder de Dire Straits acudieron 10.000 personas y al del francés autor de Oxygene asistieron 13.000, 8.000 de ellos en la propia plaza y 5.000 en A Quintana en plan "menos da una piedra". No me caben en la cabeza los motivos de un rechazo así.

Cuando comencé con este blog, como ya sabéis quienes os pasáis por aquí de vez en cuando, mi intención era la de poner mi granito de arena en la difusión de todas estas formas de hacer música un tanto inusuales, un tanto ignoradas por los medios de masas, pensando que en el fondo éramos muchos los aficionados y comprobando tanto en Internet como en la afluencia al concierto de anoche, que seguimos siendo muchos. Pero no esperaba algo como lo de estos días, una situación tan penosa que me hace plantearme si hay alguna esperanza de que músicos que no canten el éxito de moda puedan llegar a un público para que éste, libremente, decida si les ha gustado o no. Es un cierre en banda, un tapón hermético, y eso que Jarre no es precisamente un tipo complicado que haga música para curtidos expertos de lo etéreo y lo sublime, con muchos más de 50 millones de discos vendidos a estas alturas de su carrera y un montón de hits en el nº1. Así que esta es la demostración de que, aun siendo muchos, estamos solos y en una isla; de que ser aficionado a algo que no se escuche en las discotecas de barrio o en los chiringuitos de playa nos condena hoy en día irremisiblemente al ostracismo hasta un punto que no imaginaba. ¿Habrá tenido algo que ver el hecho de que la elegida en un principio para lo de anoche era la estrella-de-moda Shakira? De haber sido así, a estas horas ya sabríamos hasta cuántas veces movió el trasero de izquierda a derecha, arriba y abajo, la colombiana. Pero con Jarre no existe el morbo de la megaestrella de portada de revista, así que o se hablaba de música o no había nada de qué hablar. Se ha terminado optando por lo segundo.

Igual se me está escapando algún motivo importante para explicar este vacío informativo, y si alguien quiere recordármelo o apuntar algo en contra de mis impresiones, que lo haga cuanto antes, porque estoy indignado. Opinad, por favor.

20 comentarios:

Dani dijo...

El nivel cultural de la población española ya se sabe cual es. De modo que, salvo grupos que han arraigado en decadas pasadas o cantantes cuya música suponga un fenomeno de masas, el resto escapa al interés de los informativos. Rolling Stones, ACDC, Metallica, Bon Jovi, Alejandro Sanz, Shakira, Kiss, y una larga lista de patanes nacionales. Las cadenas de TV no conocen otra cosa.
Recuerda la difusión que se le dio a la muerte de Dio en los grandes medios. Cero, nothing, y eso que el tío ha sido un figurón del rock y el heavy.
Pd: Impresionantes imágenes.
Un saludo.

Doctor Yo dijo...

Lo curioso es que TVE retransmitió por completo el Rock in Río de hace un par de meses, y nos hartamos de ver a John Bon Jovi imitando a Shakira.

Imagino que el problema principal sobre la difusión de este concierto es que la discográfica de Jarre, que si no me equivoco es Aero Producciones, no tendrá representación importante en España.

Yo me enteré del concierto de casualidad navegando por internet, luego es previsible que los medios de comunicación nacionales, ni se hayan enterado de esto, puesto que de la festividad de Santiago sí que se hizo cobertura.

De todos modos, no te preocupes, porque Kylie Minogue, que se supone es más de la esfera comercial que J.M.Jarre, también actuó gratis en Madrid y, al menos yo, no vi una sola imágen de ese concierto en ningún medio de comunicación.

Lo que debemos saber es que en muchos casos la información se compra y las cadenas de tv cobran en muchos casos por algunas de las noticias que emiten, y ese podría haber sido otro de los motivos.

Hace unos años, Mike Olfield actuó en la Plaza de toros de Las Ventas en el otro concierto presuntamente importante, y recuerdo que al día siguiente, después de la emoción que me supuso ver ese concierto, me compré la prensa para ver qué comentaban al respecto, y, tremenda decepción, ni una sola línea hablando de su actuación. Por eso no creo que sea problema del tipo de música, sino una mezcla de intereses comerciales e interés de los medios por cubrir determinados eventos.

El conde dijo...

Gracias, Dani, por tu comentario.
Doctor Yo, es muy probable que tengas razón. Ya contaba con lo referente a los derechos de emisión, y entiendo que retransmitir un concierto no es algo que se haga simplemente plantándose en el sitio con una cámara al hombro. Pero no deja de desconcertarme el que ni tan siquiera se mencionase el evento en las noticias. Eso sí, si incluso hay que pagar para poder dar la noticia, apaga y vámonos. En fin, ya veremos en concierto aunque sea vía megaupload. Gracias por comentar!

David dijo...

España es un submundo asqueroso, no hace falta decir nada más. ¿Cuántas personas me colgarían por decir esta frase? Soy gallego, español, ferrolano de nacimiento y coruñés de adopción. Amo mi tierra con locura. Pero no puedo negar que aquí hay mucha tontería. Puede que haya varias razones para que lo de Jarre no se hay difundido (p. ej. el concierto fur en Galicia...) pero pararse a pensar en ellas sólo sirve para comerse el tarro. Antes de coger una cuerda y meter el cuello dentro del nudo... pensemos en el hecho de que Jarre, grande donde los haya, ha venido a Galicia... y después de verlo y haber estado con Mark Knopfler (aunque sea en el Multiusos do Sar) ya no consigo pensar en otra cosa. Que la (buena) música os acompañe!

El conde dijo...

Pues sí, David, que nos acompañe. Tampoco es que quiera yo coger a España y ahorcarla, que cosas más graves hay en el mundo que la difusión de un concierto; ni creo que se haya menospreciado el concierto por ser en Galicia (¿quién en su sano juicio menospreciaría aquellos lugares?), pero tanto por tus comentarios como por los anteriores y por cosas que lee uno en Internet se da cuenta de que al final todo -hasta la cultura más elemental- se limita a derechos de imagen, públicos potenciales, etc. Pues nada.

Y por cierto, en la estupenda página Fairlight Jarre, la comunidad fan española (creo) del músico, puede bajarse un archivo en mp3 del concierto enterito con muy buena calidad de sonido, prácticamente perfecta. Buscad en los comentarios al artículo sobre el concierto. Merece la pena.

Doctor Yo dijo...

Pues sí, quedémosnos con que Jarre ha dado un espectacular concierto en Santiago, y los que pudimos verlo, aunque nos hiciéramos más de 1300km en dos días, lo disfrutamos y salimos supercontentos de ese evento.
Y bueno, deseando que alguien suba a Megaupload la grabación de la retransmisión de TVG, que ya se está haciendo de rogar.

Servando dijo...

Hola!
Soy de la Ciudad de Córdoba, Argentina.
Tengo 22 años, y escucho a Jarre, entre otros artistas de su calibre (que son pocos, y en general mal valorados o "desconocidos"), desde que nací.
He leído tu entrada, y me ha dejado muy triste.
Comparto con vos y tus seguidores ese desconsuelo de saber que la sociedad no valora expresiones únicas de este tipo, y prefiere entregarse a manifestaciones masivas y comerciales convencionales (léase Shakira, como referente citado en tu texto).
Es muy poco probable que en mi vida pueda llegar a ver a Jarre con mis propios ojos, porque aunque viniera a América, o a Sudamérica, mi situación económica creo que me lo impediría. Pero sin embargo, enfrente de mí hay gente como la que vos mencionás, que aunque tenga la oportunidad de ver a Jarre en una presentación "cerca de casa", ni se entera (por uno u otro motivo).
Todo esto me plantea la misma pregunta que tal vez te hayas hecho vos, ¿cómo es posible que en la era de la información, algo extraordinario como este evento no sea conocido por más gente?.
Envío mis saludos a todos,
Servando.

El conde dijo...

Creo que la "era de la información" es al mismo tiempo la "era de la desinformación", pero aun así está claro que Internet sí se ha movido para que la gente conozca este concierto, y eso da un respiro importante. La verdad es que no tengo noticias de que Jarre vaya a menudo por Sudamérica, y a estas alturas tengo constancia de que allí sois muchos los seguidores de la música "no convencional" como la que él hace. Ojalá lo veáis pronto, que ya está bien.

Y un saludo, amigo Servando. Gracias por pasarte por mi blog.

elektric dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesante. Espero que dure, ya que son muchos los que desaparecen: por ejemplo Dialogos 3 de Ramon Trecet. Soy Juan y me gusta mucho todo tipo de musica hecho con aparatos electronicos. Jean Michel Jarre encabeza para mi el ranking, lo vi en Valladolid pero no pude verlo en Santiago. Creo que deberia visitar mas nuestro pais ya esta lleno de fans. Un saludo.

Enrique Castro dijo...

Lo que más me mola de esta entrada es el respeto a las licencias Creative Commons.

El conde dijo...

Pues sí, Sr. Castro, tiene ud. razón. Pido disculpas sin ninguna reserva por entrar aquella mañana en Internet como un elefante en una cacharrería y hacerme con las primeras fotos que pillé por ahí. Entiendo que contaban con derechos de autor y que era mi deber adjuntar la fuente, RedPeriodistas.es.

Efectivamente, mi inexperiencia en el mundo de Internet y mi ingenua creencia de que "todo vale mientras sea sin ánimo de lucro" son malas excusas ante algo que simplemente no hice bien. No me explico, y tengo que decirlo, por qué no incluyó en su comentario un enlace a la página.

No obstante, me he acercado a su propio espacio en Internet, donde ha publicado sus opiniones sobre esta entrada en particular y sobre mi blog en general, según ud. por aquello de tocar las narices de aquel “u” aquellos que se las tocan. Al igual que pone ud. énfasis en hacer constar su respeto hacia mis personales opiniones sobre el asunto del concierto, soy plenamente respetuoso sobre sus impresiones sobre lo que hago aquí, en este "espacio de libertad personal", este "divertimento".

No acabo de entender ciertas cosas allí escritas, y créame que se las planteo a título meramente informativo. ¿Qué tiene de especial –para bien o para mal, me refiero- mencionar que hace unas semanas prometí una crítica del concierto? Esperaba que se emitiría en TV, y me refería a eso, a que daría mi opinión sobre lo que viese allí, tal y como se deduce de la entrada de la “promesa”. A lo mejor se refiere ud. al lenguaje pseudo-literario que utilizo, y que aquí puede sonar un tanto flemático por mi parte, como de perdonavidas. Siga leyendo, luego le explico.

Tampoco acierto a entender qué tiene que ver el blog Oxygeneration y su autor, a los que añade ud. un enlace en su texto, con que yo pueda ser un “cansino chupagaitas” (¿no se decía “soplagaitas”…?). Mal hice yo apropiándome de estas imágenes con derechos de autor, y no se si intenta ud. culpar de lo mismo al autor de Oxygeneration que en nada viene al caso, salvo por el hecho de que cita directamente al mío. El enlace que hay al final de la entrada en Oxygeneration ha sido colocado ahí por el autor de ese blog, y no por mí (no somos la misma persona, y me consta que el autor de Oxygeneration no es gaitero), para hacer constar –él si hace los deberes- que el texto es mío, sacado de mi Otras músicas. Otros mundos. Por lo tanto, lo del “hipervínculo a mí mismo, mismamente” que menciona, o bien es un error de comprensión por parte de ud., o bien soy yo el que no he comprendido a qué se refiere. (sigue)

El conde dijo...

Otro detalle es el del comentario a pie de foto en cada una de las imágenes por mí usurpadas. Aquí solamente puedo invitarle a releer el texto para que comprenda que son un puro sarcasmo. Ya que lo menciono, añadiré –como creo que los que siguen mi blog comprendieron a la primera- que las fotografías son estupendas, y que intentaba hacer una broma sobre lo que opinarían de ellas en los medios nacionales. Para entender un artículo hay que leerlo entero, y no digo que ud. no lo haya hecho, sino que en cualquier caso no parece haberlo analizado del todo. Espero, en cualquier caso, que sus calificativos hacia mí de “chupagaitas” (cuanto más lo leo más raro me parece, sería de órdago que fuese ud. gallego) no se hayan alimentado de mi supuesto desprecio hacia la labor del fotógrafo.
Por último, y recordando que ante RedPeriodistas.es (propietarios de las imágenes) solamente puedo presentar mis disculpas y mi propósito de enmienda, hago yo también mi propia reflexión sobre el poder de la Web, sobre el influjo de los blogs y el discutible valor informativo de los mismos. Por supuesto que el mío es un blog amateur del tres al cuarto como habrá otros tantísimos por ahí, la mayoría seguramente mucho mejores.
Nunca he pretendido erigirme en gurú de nada, estaría bueno, ni darme ínfulas de grandeza. Mi pseudónimo es El conde en referencia al conde de St. Germain, el supuesto inmortal del mundo esotérico, imagino que a ud. le importa un bledo, y por eso gusto de escribir así, prometiendo cosas, ofreciendo cosas, etc. Muy a lo noble.

Creo que los blogs surgen simplemente porque la gente los crea cuando está aburrida, porque son fáciles, porque son gratis. Y cada uno es libre de darles el valor social o comunicativo que quiera, claro está. Yo no les doy demasiado, porque los considero “un divertimento”, como ud. decía con acierto. No se preocupe, en adelante citaré todas mis fuentes, primero porque es ético y legal, y segundo porque, tonto de mí, muchas veces no lo hago por pura pereza. Nunca pensando en atribuirme una falsa autoría, que conste. Y sobre ud., que tal claramente ha intentando ofenderme y ningunearme –admito que con cierto éxito en lo primero- al margen de tener más razón que un santo en lo referente a las licencias, le aconsejo que cuide sus formas antes de insultar, que sepa exactamente de qué habla antes de hacerlo, y que comprenda que ofende el que puede, y no el que quiere.

He retirado todas las imágenes de la entrada, y pienso pedir al compañero del blog Oxygeneration que haga lo mismo con la suya, para no extender la falta.

Nota: según el Diccionario de la R.A.E., un “sobretodo” es una prenda de abrigo en las dos acepciones recogidas. Lo menciono por una cuestión de “educación, cultura y (jajajaja) buen gusto”.

Darkaos Skyggen dijo...

Me hace mucha gracia el post de ese señor Castro, fácil era enviar un correo pidiendo el retiro de la fotografía por derechos de autor y todo eso, y se arreglaba el asunto, pero no, hizo su post, usa calificativos fuera de lugar, a insular, encima cree que El Conde y yo (Darkaos.Skyggen) somos la misma persona jajajaja, ni siquiera se dió el trabajito de averiguar de donde me conecto ¿qué buen periodismo eh?, aprendan señores!!!, ese es ejemplo de periodismo, lo felicito!! :D
¿Y como sé yo que la foto es del Sr. Guillermo Sotelo y no de Lucresio Pérez?, San Google muestra toneladas de fotos y justo esa es la que trae problemas jajaja, señores de RedPeriodistas.es, fácil es poner una marca de agua a las fotografías y tooooodo el mundo sabría de quíen son, bueno, no me extiendo más, mucho berrinche sin sentido por una foto, eso sí, muy buena foto!!!, compartan pue!!!,
Saludos amigo Conde desde Perú

mintaka dijo...

Hola! Hoy navegando por la red buscando información sobre el concierto que Jarre dio en santiago este Julio pasado me topé con este blog estupendo.

Decir que estoy totalmente de acuerdo con todo lo que explicas...
yo estuve en ese concierto fue simplemente ALUCINANTE, te guste o no ese tipo de música, es algo espectacular, pude hablar con gente de alli que ni lo conocía pero habian ido ya que la noche anterior habian visto que el obradoiro se iluminaba ( pruebas de luz ) con colores e imágenes sorprendentes. ¿quien hace eso hoy dia?

ahhh y yo porque soy seguidor de siempre de su música sino posiblemente ni me habría enterado de que habria un concierto en santiago ... triste pero es el pais en el que vivimos...

Enrique Castro dijo...

"Derechos de Autor", "Imágenes usurpadas"...etc. Falso, lea lo que es una Licencia Creative Commons 3.0, informese y luego opine.

Nuevamente está equivocado y realiza juicios de valor apriorísticos.

"Cosas de la blogocosa" que escribe de "oidas" sin saber de lo que escribe.

Un saludo.

El conde dijo...

Sr. Castro:

No tengo interés en ahogarme en los tecnicismos, con lo que, después de haber seguido su consejo y haberme informado sobre qué es una Licencia Creative Commons 3.0, veo que todo el problema se basa en que ud. utiliza "derechos de autor" con mayúsculas ("Derechos de Autor"), convirtiendo tal vez la expresión, mediante esta sutileza, en un término legal, mientras que yo lo he utilizado, al igual que lo de "imágenes usurpadas" en un sentido amplio, meramente utilitario de cara a hacerme entender en mis comentarios.

No voy a entrar en polémicas respecto al conocimiento de los vericuetos legales de Internet, dado que ud. demuestra conocerlos mucho más a fondo que yo, y ante lo que -por lo tanto- me toca callar y otorgar (no estoy siendo sarcástico). Por eso retiré las imágenes y no pienso vanagloriarme de haberlas colgado en su día.

Respecto a lo de los juicios de valor apriorísticos, no le niego que tal vez los haya realizado, si bien ninguno se acerca siquiera a los calificativos "cansino chupagaitas" que leí en http://enriquecastro.redperiodista.es/, por lo menos en lo que a "jucio de valor" se refiere. Otra cosa es que ese Enrique Castro no sea ud., y ande yo cayendo en lo "apriorístico" al acusarle de cosas que no ha dicho (ahora sí he sido sarcástico).

P.D. Revise ud. las tildes, hombre, que después de la que le solté la última vez está quedando fatal.

Jess dijo...

Muchas gracias amigo Conde, definitivamente internet es el mejor medio para enterarnos de estas cosas, no la television y la radio que son de lo peor y lo digo tambien por el pais donde vivo, que lastima tener que admitirlo, esto es un mal generalizado en todo el mundo.
Hay que seguir adelante y mucha suerte. Saludos.

El conde dijo...

Gracias, Jess. Me alegro de encontrarte por aquí.

Jess dijo...

Siempre es un placer estar aqui de visita y conocer tus opiniones respecto a tanta musica estimado Conde. Quiero expresarte mis felicitaciones mas cordiales por tu blog y muchas felicitaciones màs(un poco tardias) por el maravilloso concierto de Jarre en Santiago al que tuviste la suerte de asistir.

Dentro de todo lo bueno veamos que este acercamiento de Jarre a la comunidad de habla hispana significa el reencuentro con todos nosotros seguidores suyos que somos muchos a pesar de que todo el tiempo hemos visto como nuestra comunidad en general ha sido muy abandonada, tomando en cuenta a todos los paises que la conformamos. Aparte de que en su momento los medios de comunicacion tradicionales llegan a hacer lo propio, que es desinformar o mostrar nulo interes, tenemos que a fin de cuentas los fans llevaremos siempre todas las de perder, pero no por ello estamos dispuestos a desfallecer.

Esperemos que la situacion cambie siempre para bien estimado Conde, necesitamos urgentemente que Jean Michel Jarre se fije màs en nosotros sin importar ya los medios ni las criticas, Jarre tiene la fuerza de atraer a las masas porque donde quiera que se escuche su musica ahì estaran sus seguidores e incluso los que no lo son.

Un abrazo.

El conde dijo...

Bueno, la cosa es que no pude asistir y quería haberlo visto por TV, ya que en Internet se dijo que se le iba a dar mucha difusión. Luego tuve la oportunidad de verlo grabado, pero desgraciadamente no estuve allí. Precisamente de eso me quejaba en la entrada, de que un concierto con un público potencial tan enorme no fuese transmitido -ni anunciado- con algo más de interés por parte de los medios. Eso hizo que los que vivimos lejos de Galicia no pudiésemos verlo en condiciones.

De todas formas, tampoco pienso que los medios tengan nada especial en contra de Jarre. Es más bien que se centran en un puñado de artistas "de moda" y todo lo demás, al lado de las Beyoncés o las LadyGagas, o es poco importante o simplemente no existe. Los seguidores de Jean Michel solamente son algunos de los muchísimos perjudicados. Sin embargo, amigo Jess, hay algo de lo que debemos alegrarnos y por lo que podemos respirar tranquilos: las "músicas inusuales" tienen muchísima fuerza en Internet, y yo diría que incluso van a más. Crucemos los dedos, compañero. Hay luz al final del túnel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...