domingo, 6 de junio de 2010

The Alan Parsons Project - I ROBOT


1. I Robot (Instrumental) (6:02)
3. Some Other Time (4:06)
4. Breakdown (3:50)
6. The Voice (5:24)
10. Genesis Ch.1 v.32 (3:28)

"Yo Robot... la historia del alzamiento de la máquina y el declinar del hombre, que paradójicamente coincidió con el descubrimiento de la rueda... y la advertencia de que su breve dominio del planeta probablemente terminará, porque el hombre intentó crear al robot a su imagen" (Escrito en la carpeta interior del álbum).

Por si alguien no está al tanto, I, Robot es el título de la obra del autor de ciencia-ficción Isaac Asimov que en castellano se conoce literalmente como Yo, Robot. Es una colección de relatos publicada en 1950.

I Robot (le quitaron la coma por aquello de los derechos) es el álbum que Alan Parsons y Eric Woolfson publicaron en 1977, tras la buena acogida de su celebérrimo Tales of Mystery and Imagination del año anterior. Ahora, The Alan Parsons Project ya no era simplemente el subtítulo del disco sobre Allan Poe, sino que se convertía oficialmente en nombre de una formación que durante unos cuantos años, y no siempre con total fortuna, publicaría una serie de álbumes conceptuales que, como poco, supondrían elegantísimos ejercicios de producción musical y estilización sonora.

Eric Woolfson y Alan Parsons

Como hemos apuntado al inicio, I Robot es una visión musical sobre el mundillo de la ciencia-ficción clásica, inspirado de forma no del todo directa en el universo de Asimov y sus famosas leyes de la robótica ("un robot nunca hará daño a un ser humano", etc.). Estaba claro que Parsons y sus chavales iban de grandilocuentes, y es que habían tomado prestada su concepción del álbum musical directamente de lo que estaba sucediendo en el mundo del cine en aquellos años, cuando eran los directores ególatras de la New Hollywood Generation quienes atraían al público a las salas por encima del raído sex-appeal de los actores. No fueron, desde luego, los primeros que contrataban a una serie de vocalistas profesionales semidesconocidos para cantar en sus álbumes, ya que el rock progresivo de entonces era muy dado a ello. Al final lo que importaba era el nombre de Alan Parsons en la portada, siendo un productor estrella al haber participado en la última etapa de The Beatles y en The Dark Side of the Moon de Pink Floyd.

Despliegue de la portada y la contraportada del LP.

La idea manejada para este segundo opus era buena, buenísima hasta para el propio Asimov, que le dio su bendición, pero para mi gusto el Project no la resolvió del todo bien, al menos comparativamente. Mientras que Tales of Mystery and Imagination contenía un montón de temas progresivos originalísimos que efectivamente recordaban a Poe, además de toda una suite instrumental de lo más arriesgado, I Robot se decanta en su mayor parte por temas pop más bien sosos, con mucha balada radiable. En general, se trata de un disco bastante comercial que, aun conteniendo varios cortes instrumentales y futuristas, no logra tener la solidez y el empaque de, por ejemplo, su siguiente y magistral Pyramid (1978). Empieza y termina bien con su obertura I Robot y su epílogo Genesis Ch.1 v.32, dos temas instrumentales y electrónicos muy potentes, sin olvidar Total Eclipse, que suena un poco como aquellos temas de Ligeti usados en 2001; pero por medio, como decía antes, te encuentras con temas como I Wouldn't Want to Be Like You o Don't Let It Show, que te sacan completamente de contexto. Nada desdeñable, eso sí, es el estilo inconfundible de la formación, con sus arreglos orquestales, sus fondos corales, etc. Todo eso es perfecto, como siempre.

Carpeta interior, en la que se reconoce la solvencia
de la banda a la hora de sobrevivir al punk.

Otra cosa es que hablemos de la letra de los temas, porque incluso los últimos que cito están perfectamente en consonancia con el contexto robótico, pero en lo musical no lo están en absoluto con el sonido futurista que se nos presenta en los temas instrumentales. Hay un claro desequilibrio de estilo que yo achacaría o bien a las prisas por publicar o a algún conflicto creativo entre Parsons y Woolfson por el rumbo que tomaría el grupo. Todo eso se resolvería, por lo menos a mi entender, el año siguiente en Pyramid, pero desde luego este I Robot se quedó a medio gas. La cosa es que lo podían haber arreglado con uno o dos temas potentes que equilibrasen la balanza, pero bueno, no es para nada un mal disco, y lo recomiendo de todos modos. El tema I Robot:

5 comentarios:

Julio Salvador dijo...

¡Qué buenos recuerdos me traen estos sonidos! Me encantan, me encantan. Un saludo.

racofe dijo...

Coincido contigo Conde. Los sonidos, los temas, son bastante mas sencillos y facilones. Y la extraña atmosfera inquietante que, de alguna manera u otra, existia en cada tema del "Tales", aqui ya no la hay.

Me refiero, a que no hay atmosfera o sensacion de CienciaFiccion o Espacial siquiera.
Con el paso del tiempo solo "I Robot" es la que he seguido escuchando con asiduidad.

De todas maneras, como dices, no esta mal del todo. Dentro de la Clasificacion de discos de A.Parsons, estaria por la mitad de Lista, siempre por delante de los ultimos discos que hizo...
Saludos

El conde dijo...

Gracias, Julio por tu comentario, y Racofe, no añadiría ni una coma al tuyo, porque estoy de acuerdo a pies juntillas.

Acehigh dijo...

Excelente reseña. Me ha resultado curioso que yo también encontré parecido entre Total Eclipse y el tema de 2001. Sin embargo, a pesar de que estoy de acuerdo en que quizás no encaje musicalmente en el concepto del album, no puedo evitar que me encante "Don't let it show", sobre todo por su letra.

Acehigh (Coverblog)

Guillermo (Atreus) dijo...

Bueno, yo pienso que aquí el concepto (en buna parte subjetivo) que tenemos para lo que se conoce como "música espacial" o simplemente relacionada con la Ci-Fi, no aparece de la misma manera que en el 'TALES' tampoco predomina la música que más podamos atribuír al "terror gótico", y que a priori más se podría ajustar a un disco de música inspirado en la obra de Poe.

Para ese caso, tal vez lo tópico sería que este 'I Robot' sonara a Vangelis o a Jarre, mientras que el 'Tales' debería sonar enteramente como la composición 'The Fall Of The House Of Usher'; vamos, como la banda sonora de cualquiera de las libres adaptaciones de Roger Corman.

Lo que hacían en mi opinión Parsons y Woolfson era expresar las ideas de estos autores tan dispares por medio del mismo lenguaje: el lenguaje del Rock. Por eso, no creo que si hubiesen metido "sonidos futuristas" en los temas de este disco, hubiera sido más fiel al concepto... o más bien, al preconcpeto subjetivo que tenemos de CÓMO tiene que sonar ese concepto (vaya lío, jaja, espero haberme hecho entender). Cosa que, como todos sabemos, Kubrick ya se encargó de echar por tierra en '2001'...

Saludetes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...