domingo, 3 de enero de 2016

Las antologías musicales de Star Wars.

Como es complicado utilizar el término "oficial" para referirnos a una franquicia cuyos derechos han sido vendidos a diestro y siniestro desde hace casi cuarenta años, lo que ha dado pie a que existan numerosos álbumes con versiones de orquestas variopintas, pienso que, al menos, estaría bien echar un vistazo a aquellas recopilaciones y estuches que se han publicado con las grabaciones reales de John Williams y la London Symphony Orchestra utilizadas en las películas de la saga galáctica. Llamémoslas antologías "canónicas" en vez de "oficiales" si así lo vemos más claro.

The Original Soundtrack Anthology

La primera antología "canónica" en salir al mercado fue la hoy muy buscada The Original Soundtrack Anthology (1993), que no solamente incluía tres CDs con más o menos los mismos temas que los lanzamientos discográficos individuales de cada película, sino que algunos de estos temas contenían algo de material inédito. La guinda, y lo más codiciado hoy en día, por cierto, era un cuarto CD que reunía piezas totalmente inéditas, algunas de las cuales no han vuelto a estar disponibles en estuches posteriores y en teoría más completos. Había versiones expandidas y hasta tomas alternativas de piezas ya conocidas. Por poner un ejemplo, esta es la única antología, aparte del álbum original de 1977, que incluye la versión completa de concierto de Star Wars Main Titles, arreglada a modo de obertura solo para el LP. También contiene las piezas eliminadas (o sustituídas) de las últimas ediciones de Return of the Jedi: Lapti Nek y Ewok Celebration. Como ítem de coleccionismo, supongo que estamos ante el más importante jamás publicado en la franquicia, absolutamente goloso por su maravillosa presentación, y por su libreto con estupendos análisis musicales de la obra magna de Williams.

El cuarto disco de la antología de 1993, todo un Grial para los fans de Star Wars.

Con el estreno en 1997 de la llamada Edición Especial de las películas, RCA Victor sacó a la venta ediciones en dos CDs de la banda sonora de cada título individual. Esta sigue siendo la última y más completa publicación de la música original de la trilogía clásica, y aunque ha llegado a tener por lo menos tres portadas distintas hasta hoy (amén de un pack que juntaba las tres en un simplón estuche de cartón con el logo), la primera versión es de momento la mejor, por sus gruesos libretos llenos de fotografías y comentarios exhaustivos.

Dos portadas de la edición de RCA Victor.

Sin más novedades durante algunos años, la sucesiva publicación de las bandas sonoras de la trilogía de precuelas hizo demorar cualquier nuevo estuche recopilatorio, quizá pensando en que la saga quedase completa y pudiera venderse todo el lote. No obstante, con el 30 aniversario del estreno de La guerra de las galaxias salió al mercado un estuche bastante vistoso con -otra vez- las tres bandas sonoras clásicas en fundas tipo mini-LP con las portadas originales. Se llamó The Music of Star Wars. Muy bonito el lote, pero en esta publicación de Sony Classical la música era la misma que en los álbumes dobles de 1997.

El cofre The Music of Star Wars.

La antología más curiosa que ha dado la saga, al menos según mi humilde opinión, salió al mercado de forma paralela al estuche anterior, si bien parece que en principio circulaba desde 2005 junto a la banda sonora de La venganza de los Sith como un segundo CD en algunos ejemplares tempranos. Fue un reclamo para los potenciales compradores de The Music of Star Wars, ya que venía en el paquete, pero también pudo adquirirse por separado. Se trata de The Corellian Edition, que reúne dos o tres piezas de cada una de las seis películas en orden cronológico, a modo de resumen narrativo de la saga. Curiosamente, y aunque aquí y allá suenan todas las melodías representativas de las películas, ninguno de los temas es la típica versión para concierto que hay en cada álbum original, sino que en principio son piezas incidentales seleccionadas con desigual acierto. De ahí su peculiaridad. Supongo que fue la manera de dejar representadas, aunque fuese solo testimonialmente, las tres precuelas en la antología.

The Corellian Edition

También es necesario mencionar una no muy conocida colección lanzada en Japón por Sony Classical en formato Blu-Spec CD, que viene a ser el equivalente Blu-Ray del CD audio normal. Star Wars: A Musical Anthology (2012) tiene el singular atractivo de contener, entre otros cortes, todos los temas más importantes de la saga en sus versiones originales para concierto. Nada menos. Como antología en un único disco es, por lo tanto, insuperable.

A Musical Anthology

Y por supuesto, con el estreno de El despertar de la Fuerza sale a la venta el pack definitivo con la música de los episodios I al VI. El 8 de enero de 2016 se publicará Star Wars: The Ultimate Soundtrack Collection tanto en CD como en vinilo y en formato digital. No es que el cofre aporte demasiado, la verdad, ya que la música sigue siendo la misma ya contenida desde las ediciones en disco doble de RCA Victor de 1997 y las de Sony Classical en CD individual en el caso de las precuelas. Eso sí, para los nostálgicos debe señalarse que los vinilos de la trilogía original contienen las bandas sonoras en su versión primigenia, con menos música y con una ordenación no cronológica de los temas. Imagino que la idea es ofrecer LPs prácticamente facsímiles.

Siguen sin ofrecer versiones ampliadas de los episodios I, II y III, y eso que por ahí colea todavía aquella edición "completa" en disco doble de The Phantom Menace. No sé hasta qué punto será interesante el décimo CD con entrevistas en audio a John Williams y Harrison Ford (?), pero el DVD de A Musical Journey tiene más bien poca importancia si recordamos que sigue regalándose en el mismo estuche que Revenge of the Sith, desde 2005. Ni se sabe lo que quedará por ahí archivado, a la espera quizá de que se complete la tercera trilogía allá por 2019.

The Ultimate Soundtrack Collection

En cualquier caso, creo innecesario recomendar una vez más la colección musical completa de la saga a todo aficionado al mundo de las bandas sonoras. Es tan genial el trabajo realizado por el octogenario Williams que todo aficionado a la música de cine debería tener estos trabajos en casa. Si se me permite una indicación personal, yo me haría con las bandas sonoras en sus formatos individuales (andan por los 9 euros cada una, también las de doble disco), ya que tanto sus libretos como sus estuches de pasta dura siempre serán mejores que los efímeros y espartanos embalajes digipack. Pero claro, si lo que se busca es la golosina del coleccionista, los cofres tienen más presencia en la estantería.

2 comentarios:

José Ramón dijo...

Interesante análisis. Yo tengo la caja del 93 como nueva y las ediciones individuales del 97. Si que he sido tentado por las ediciones en vinilo que salen en enero,pensando que serían las originales estrenadas con cada película. Recuerdo que la edición española del Impreio contraataca era simple en contra de la edición americana doble. Hace un año o así me hice con una copia de segunda mano en vinilo con su libreto de fotos en un estado aceptable.
¿Se sabe si habrá edición completa de la II, III y la última?

El conde dijo...

Es verdad, los vinilos de la última tanda contienen los temas de la primera edición. Añado la información a la entrada. Debo decir que no tengo noticia de que vayan a ver la luz ediciones completas de los episodios II, III y VII, aunque sé que de los episodios II y III hay ediciones piratas muy completas y con un sonido poco menos que perfecto. Para coleccionar no valen un pimiento, pero para disfrutar de la música...

Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...