sábado, 11 de abril de 2015

Michael Nyman - DECAY MUSIC


1. 1-100 (27:18)
2. Bell Set No. 1 (22:35)

Todos los grandes artistas vienen de alguna parte. Michael Nyman, el famosísimo compositor británico que durante varias décadas ha estado a la cabeza del minimalismo clásico junto a gente como Philip Glass o Steve Reich, empezó al otro lado del escenario: como musicólogo divulgador y crítico musical para publicaciones de gran prestigio, siendo precisamente él quien utilizó por primera vez el término "minimalismo" para referirse a una obra musical, a finales de los años sesenta. Bastante más centrado en la experimentación que en el desarrollo de un estilo propio, Nyman tuvo su primera oportunidad, discográficamente hablando, gracias al mecenazgo del inquieto Brian Eno. Fue en su pequeño sello Obscure Records donde se publicó Decay Music en 1976. 

Michael Nyman en una fotografía contemporánea al disco.

Decay Music recoge dos de los pocos temas que Michael Nyman había compuesto hasta entonces, 1-100 y Bell Set No. 1, el primero de los cuales ya es una temprana colaboración con el director de cine Peter Greenaway, que en este caso no fructificó. 

Probablemente debamos dedicar más tiempo a comentar 1-100 que Bell Set, ya que las intenciones del músico son aquí bastante específicas. Michael Nyman maneja el concepto musical de "duración" o "decaimiento" (decay), que puede explicarse en pocas palabras como el tiempo que sigue sonando una nota después de que haya sido producida, mientras se pierde en el silencio. Para desarrollar totalmente esta exploración sonora, Nyman hace que 1-100 suene a la mitad de la velocidad con la que fue grabado en realidad. Dice la larga explicación de la contraportada que el concepto surge de una observación casi numerológica de El Danubio azul, y que el tema propiamente dicho se inspira en Les Moutons de Panurge, de Frederic Rzewski. También mencionan por ahí la influencia de Erik Satie, aunque nosotros lo experimentamos como una lánguida sucesión de notas que forman una melodía mínima y a medio vislumbrar, en la que las notas que se extinguen y el silencio que queda entre ellas comparten protagonismo a lo largo de 100 acordes.

La edición original incluía una larga explicación de la música incluida en el LP.

Bell Set No. 1 también intenta profundizar en los mismos conceptos, aunque en este caso Michael Nyman se une a Nigel Shipway para tocar una buena cantidad de instrumentos de percusión (campanas, triángulo, gong...) que terminan sonando como un gamelán para crear un largo tema hipnótico, cíclico. Ninguno de los dos cortes del disco es especialmente fácil de escuchar para el aficionado de a pie, aunque yo diría que ambos -sobre todo el primero- podrían hallar su lugar en alguna discoteca como piezas pseudo-ambient.

Algún detallito más en nuestra versión Facebook.

1-100

Bell Set No. 1

1 comentario:

Giuliano dijo...

no hay comentarios, no hay link, no hay nada para download..:(

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...