miércoles, 21 de mayo de 2014

Tangerine Dream - EXIT

 

1. Kiew Mission (9:18)
2. Pilots of Purple Twilight (4:19)
3. Choronzon (4:07)
4. Exit (5:33)
5. Network 23 (4:55)
6. Remote Viewing (8:20)

Exit (1981) es el álbum de estudio que la banda electrónica Tangerine Dream publicó justo después de Tangram (1980), y en ambos casos nos encontramos con trabajos muy apreciados por los fans, prácticamente favoritos en muchos casos, cosa curiosa si recordamos que, para muchos, esta formación alemana inició un lento declive hacia finales de los setenta, primero por el fracaso del intento de pasarse al rock progresivo que fue el LP Cyclone, segundo por la marcha de Peter Baumann, y tercero por una deriva hacia la electrónica melódica, algo más "light" que sus densos y atmosféricos trabajos seis o siete años antes.

Chris Franke, Edgar Froese y Johannes Schmoelling.

¿Fue por un simple afán de renovación y experimentación? ¿Fue para aprovechar la apoteosis mediática de best-sellers electrónicos como Oxygene de Jean Michel Jarre? Puede que fuese por ambas cosas, o puede que no fuese por ninguna, pero el caso es que la segunda mitad de los llamados "Años Virgin" de Tangerine Dream supuso el paso del sinfonismo abstracto de Phaedra o Rubycon hacia formas musicales mucho más terrenales, más comerciales si preferimos este término. Y sin embargo, la banda que fundase Edgar Froese a finales de los sesenta nunca ha presumido -creo que por una elección consciente- del tirón que tuvieron Jarre o Vangelis a la hora de exhibir su efectismo y espectacularidad, sino que siempre ha optado por realizar obras musicales más oscuras, más planeadoras. 

Este mismo Exit es buena prueba de que, si bien podemos tararear fácilmente casi cualquiera de los temas que contiene, al final con lo que te quedas es mucho más con una impresión de conjunto (bases rítmicas, secuencias, texturas) que con melodías pegadizas. Se trata de una colección de composiciones muy accesibles, y los Tangerine Dream logran un buen equilibrio entre este aperturismo hacia un público no tan especializado y un respeto al seguidor de siempre, que necesita al menos unos mínimos de complejidad y profundidad para no sentirse menospreciado.

Portada alternativa.

Sobre cada tema en particular... pues lo dicho, más énfasis en las texturas y en los ritmos que en la complejidad de sus desarrollos, salvo en el caso de Remote Viewing, que va creciendo poco a poco, si bien no termina de cuajar si es que en algún momento buscaba adquirir resonancias épicas. Pese a que en otros álbumes anteriores se buscó el toque humano de la guitarra eléctrica y/o la batería, en Exit se prescinde de todo elemento acústico, siendo un trabajo completamente generado electrónicamente a seis manos entre Froese, Christopher Franke y Johannes Schmoelling. Bueno, no del todo, si recordamos que en el tema inicial Kiew Mission (inspirado por el peligro nuclear en un momento caliente de la Guerra Fría) la dulce voz de una actriz berlinesa anónima recita los nombres de los continentes.

Kiew Mission, en vivo en 1982. El sonido no es maravilloso, pero vamos...

Exit es un poco frío para mi gusto, aunque sigue siendo -en términos generales- uno de esos buenos discos de los TD que todavía apetece retomar alguna que otra vez, perteneciente a un momento -por suerte- muy distinto a cuando, no tantos años después, los alemanes parecían dispuestos a hacer música para clases de aerobic. Otro título más o menos esencial que no podemos ignorar.

4 comentarios:

José Ramón dijo...

Exit quizás sea el primer disco de tangerine dream que escuché en mi vida porque me lo grabaron en cuanto salió y he pasado buenos ratos escuchandolo. A mi no me resulta nada frio, todo lo contrario y aunque con los años he escuchado y leido muchas veces sobre su comercialización paulatina, yo no encuentro tantas diferencias de estilo. Cada disco ha sido distinto del anterior y quizás Exit sea el colofón.
A partir de este los posteriores white eagle, thief, hyperborea... si que me parecen más flojos o más repetición de la misma idea pero aún así me gustan.
En general toda la etapa Virgin me encanta y su etapa anterior tambien. ahora si que no me interesan nada.

Jose A. dijo...

Hola. Excelente reseña, como de costumbre. En cuanto a la mujer que recita los continentes, hace años leí que se trataba de Monique Froese, la ya fallecida mujer de Edgar.

Sebastian Gonzalez dijo...

Un buen grupo, sí señor. Prácticamente tengo toda la discografía de TANGERINE DREAM hasta "Hyperborea" (1983); después tengo que decir que dejé de seguirlos. Para mí, trabajos emblemáticos son "Alpha Centauri" (1971), "Atem" (1973), Phaedra (1974), el trabajo en vivo "Ricochet" (1975),el fabuloso "Stratorfear"
(1976), "Tangran" (1980), "Exit" (1981; también tengo la banda sonora de "Sorcerer" (1977) pero no es mucho de mi agrado. En fin, gracias por recordar a estos grandes músicos.

thetimethespaceandtheman dijo...

Enhorabuena por este blog.

La buena música, libera nuestra mente, y nuestro espíritu.

Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...