sábado, 21 de septiembre de 2013

Kitaro - HEAVEN & EARTH


1. Heaven and Earth (Land Theme) (7:38)
2. Sau Dau Tree (3:41)
3. Ahn & Le Ly Love Theme (4:54)
4. Saigon Reunion (5:48)
5. ARVN (3:41)
6. Sau Nightmare (0:58)
7. V. C. Bonfire (0:47)
8. Trong Com (0:43)
9. Ahn's House: Entrance / Please Come Visit My Village of Hoa Qui
 / Ahn Sends Le Ly Away (6:27)
10. Destiny (1:13)
11. Last Phone Call (1:40)
12. A Child Without a Father (2:04)
13. A Village Attack / The Arrest (1:21)
14. Walk to the Village (3:00)
15. Steve's Ghosts (1:31)
16. Return to Vietnam (2:04)
17. End Title (10:27)

Con El cielo y la tierra (1993), el cineasta norteamericano Oliver Stone completó su tríptico (no lo llamaría yo "trilogía") sobre la Guerra de Vietnam, tras las mucho más célebres Platoon y Nacido el cuatro de julio, contándonos esta vez las atrocidades del conflicto desde el punto de vista de una mujer vietnamita. Stone había sido combatiente en aquella guerra tan truculenta, y es posible que el pequeño resbalón que supuso esta película tuviese que ver con el simple hecho de que no logró del todo ponerse en la piel de los habitantes del país asiático. No es frecuente que el cine yanqui se pare a pensar cómo ven sus juegos de geoestrategia los nativos de sus naciones rivales, aunque me viene a la cabeza alguna honrosa excepción como aquella Cartas desde Iwo Jima, de Clint Eastwood. Por lo menos, se puede decir que El cielo y la tierra posee algunas cualidades muy meritorias, y una de ellas es su banda sonora, a cargo del compositor instrumental japonés Kitaro.

Kitaro, en la contraportada del CD.

Oliver Stone había contado con John Williams para la tremenda partitura original de Nacido el cuatro de julio (1989), la entrega anterior del tríptico, y este músico fue una adecuada solución cuando se dispuso a narrar otros episodios con profundo calado histórico del pasado reciente norteamericano. Ahí están como ejemplo JFK y Nixon. No sabemos si fue porque en 1993 Williams estuvo muy liado con las películas de Steven Spielberg Jurassic Park y La lista de Schindler, pero el director se decantó por la opción nada habitual de contar con un músico new age para su película. Se asumió con ello un cierto riesgo, sobre todo porque Kitaro, más allá de documentales y alguna cosilla anecdótica (destrócenme los fans en los comentarios), tenía una escasa o nula experiencia en bandas sonoras de superproducciones.

Heaven & Earth forma parte de ese puñado de partituras de cine que, habiendo sido compuestas por músicos no pertenecientes al gremio, alcanzaron un importante renombre en su día. Por nombrar algunas que hemos comentado en el blog, tenemos El expreso de medianoche, Carros de fuego y Los gritos del silencio, aunque seguramente la que más se acerca en su tratamiento a la que nos ocupa es El último emperador. Ni mucho menos quiero decir que Kitaro copiara a su paisano Ryuichi Sakamoto, pero es indudable que la fusión entre orquestaciones clásicas e instrumentos orientales es abordada de un modo muy parecido. De hecho, y pese a que el álbum de Kitaro es inferior al de Sakamoto, sí que logra llevar el primero un poco más allá el componente exótico de este concepto tan "world music".

Una imagen de la película, en el libreto del CD.

Efectivamente, el autor de Silk Road recorta el uso de sintetizadores para dar cabida a un fuerte sinfonismo muy en la línea del Hollywood de toda la vida, aunque el tratamiento electrónico de una gran parte del álbum (sobre todo las piezas incidentales de su tramo medio) nos recuerda continuamente que Kitaro no es un músico fílmico convencional, sino, como todos sabemos, un especialista en el género new age. Lo curioso es que, quienes hemos escuchado algún álbum de Kitaro, lo consideramos un músico con un sonido luminoso y optimista; pero en Heaven & Earth solo escuchamos al Kitaro totalmente electrónico en los cortes más oscurantistas, los que acompañan a las estampas más perturbadoras de la tortuosa vida de la protagonista Le Ly. El Kitaro buscador de belleza y armonía se reivindica, en cambio, en las piezas con predominancia orquestal, especialmente en el primer tema, Heaven and Earth (Land Theme), que viene a ser una especie de opulenta obertura. Esta es la pieza clave del álbum, aunque en la película resulta excesivamente dulce si tenemos en cuenta el dramón que nos espera.

Heaven & Earth (Land Theme) en un vídeo-montaje promocional de Domo Music, la productora de Kitaro.

Algún especialista comenta que Kitaro quiso reflejar musicalmente el contenido profundo de la película: por un lado el "cielo", la feliz juventud de la protagonista en un entorno bellísimo, paradisíaco; y por otro, la "tierra", su descubrimiento de la brutalidad de la guerra, de la crudeza de la supervivencia, y la condena a la infelicidad al lado de un veterano traumatizado (Tommy Lee Jones, en la película). Es un álbum con dos caras bien definidas, aunque el lado pesimista (en la zona media del disco, como decíamos) sale perjudicado en la comparación.

Aun con sus defectos, el balance es más que positivo. Lo mejor del álbum es su amplitud de miras: el uso de instrumentos tradicionales como el violín chino, y de cánticos y voces variadas, entre ellas la de la actriz Hiep Thi Le en Sau Dau Tree; sus atmósferas, perfectamente descriptivas y evocadoras; y su variedad cromática, desde la grandiosidad del tema inicial al tono experimental y opresivo de cortes como Steve's Ghosts. Kitaro sabe dónde y cómo introducir algunas notas de sintetizador de manera inteligente, cosa nada fácil para algunos músicos incluso más reconocidos que él, y en teoría más especializados. El disco está en Spotify.

Un trocito de Heaven & Earth, en directo.

2 comentarios:

Frank Jones dijo...

Es un tema bellísimo, sí señor

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...