domingo, 10 de febrero de 2013

Jean Michel Jarre, ni contigo ni sin ti.

Vaya por delante que esto no pretende ser una crítica al trabajo del músico francés, sino que más bien quiero hacer una breve retrospectiva algo escéptica sobre la última década y pico en su carrera. Creo que estaremos de acuerdo, al menos, en que han sido -y siguen siendo- unos años un tanto caóticos a nivel de lanzamientos discográficos, en los que Jarre ha sido un creador difícil de seguir.

Tras el álbum Metamorphoses (2000) ha tenido lugar una transformación en el estilo de Jean Michel, que ha tanteado diferentes direcciones en su evolución artística, si bien ninguna de ellas parece haber sido una nueva línea sólida de trabajo. Jarre se mueve entre la modernización de su sonido clásico y su reinvención personal (estéticamente incluso) como una especie de "veterano proto-DJ".

Portadas de Interior Music y Geometry of Love, dos álbumes realizados por encargo.

Por una parte, Jarre ha lanzado una serie de trabajos con tiradas muy limitadas, exclusivas incluso. Estamos hablando de Interior Music (2001), para la compañía de electrodomésticos Bang & Olufsen; Geometry of Love (2003), para promocionar la discoteca Vip Room; o Printemps de Bourges (2002), álbum en vivo de venta en Internet. En los tres casos estamos hablando de álbumes muy poco difundidos en los medios y de cuya existencia solamente han sido conscientes los seguidores que estábamos bien atentos.

 
 Portadas de Sessions 2000 y Printemps de Bourges, dos álbumes con sesiones de improvisación.

En cuanto a nuevos álbumes con un alcance general, tendríamos que mencionar solamente Sessions 2000 (2002), un álbum con improvisaciones ambientales lanzado prácticamente como excusa para cumplir con su contrato; Oxygene New Master Recording (2007), una regrabación nítida pero innecesaria del mítico disco; y  Téo & Téa (2007), obra conceptual bastante fallida de la que el propio Jarre ha renegado amargamente.

 
Portadas del nuevo Oxygene y de Téo & Téa.

Recopilatorios de todo pelaje también hemos tenido, desde el interesante AERO (2004) con versiones revisadas de clásicos, al más reciente Essentials & Rarities (2011), comentado en este blog a su salida y cuyo título habla por sí mismo.

Portada de AERO.

Donde más ha brillado Jarre es en su faceta en directo, realizando en estos años algunos de sus conciertos más sonados. Hubo grandes citas en la Acrópolis de Atenas, en el desierto marroquí (Water for Life), en Dinamarca (Aero: A Tribute to the Wind), en la Ciudad Prohibida de Pekín (Jarre in China) o en los astilleros polacos de Gdansk (Solidarnosc), y estos sin olvidar la presente gira en la que, amén de los conciertos de rutina, ha hecho paradas de gran lujo en lugares como Santiago de Compostela o el principado de Mónaco.

Portada del sampler InFiné by JMJ.

No es que Jarre haya dejado de trabajar, cosa que sigue haciendo y mucho. Últimamente incluso ha colaborado con el sello electrónico InFiné para recopilar una serie de temas en un álbum recién publicado. Lo que mantiene un poco inquieto al seguidor de siempre es el poco tino -o las pocas ganas- que ha puesto el músico en ampliar su discografía con trabajos en la línea cósmica de otros tiempos, y sobre todo con su misma difusión popular. Me parece que, o bien ha ido esquivando el asunto o bien simplemente ha fallado el tiro (Téo & Téa) cuando lo ha intentado. Quizá Jean Michel simplemente ha aceptado a pies juntillas el radical escenario actual en el que es el directo y no el disco el que produce beneficios. ¿Volveremos a tener algún trabajo con movimientos numerados? Yo no digo que Jarre tenga que volver atrás en el tiempo, pero me apetecería mucho toparme con algo más sólido y tangible que lo que viene ofreciendo en los últimos tiempos. ¿Opiniones?

11 comentarios:

Jose A. dijo...

Hola Conde. Pues básicamente estoy de acuerdo con lo (poco) que se puede mencionar de Jarre del 2000 hasta esta parte y que muy bien resumes. Lo de "veterano proto-DJ" me ha llegado al alma. jajaja. Sólo se te ha olvidado decir que en directo lo que mejor toca Jarre son los platillos. Y que conste que sigo teniendo fe en el francés, pero nos lo pone difícil...

ZonaSciFi dijo...

La cuestión es si Jarre tiene ya capacidad de hacer algo nuevo minimamente decente o si se le han acabado las ideas y la inspiración.

Bodega Ateneo dijo...

Saludos, sigo tu blog con detenimiento, y hoy no he podido evitar contestarte; muy de acuerdo con tus reseñas de los discos post metamorfosis, aunque creo que sessions tiene un pase, y escuchar el primtemps con distancia, da un mejor disco también, pero me parece injusto no señalar el gran disco de Oxygene Live in your Living Room; puede que me pierda un poco el ser fanático, pero creo que es un gran trabajo, ya que pensaba que Jarre se había perdido para siempre, y ese disco, con sus grandes conciertos EN VIVO como el de Santiago, al que asistí, me han devuelto la fe.
No dudo que volveré a perderla, pero ahora mismo Jarre esta en un punto en el que esperamos con espectación un nuevo disco, cuando su rival Oldfield hace 23 años que no hace algo digno.
Un fuerte abrazo,
R.

juanitochapal dijo...

Supongo que Jarre está sufriendo el revés del cambio que el mercado discográfico ha experimentado en los últimos años (entre otras muchas circunstancias). Un artista que saltó a la fama con discos instrumentales monotemáticos con movimiento numerados no encaja con el "usar y tirar" de la música actual: la gente ya no suele comprar CDs y quizás de ahí el hecho de que se vuelque más en los espectaculares macroconciertos que a sacar un álbum más o menos decente (total, si no lo compran). Quizás es ese otro motivo por el que ha intentado recurrir a sus años dorados (remontándonos al Oxygene 7-13, con el que creo que no terminó de acertar del todo) como la regrabación de Oxygene, que como tú dices, Conde, fue innecesaria, porque no creo que una nueva generación se haya acercado más a su música, sino que los "viejos" seguidores hemos adquirido una pieza interesante (por el DVD "Live in your Living Room").
En fin, siendo sincero, me sucede con Jarre lo mismo que comenté con Oldfield: el último álbum que verdaderamente me encantó del francés fue el "Chronologie" y de eso hace ya 20 años. Hay cosas posteriores que me gustan, pero no en su totalidad o bien sin entusiasmarme demasiado.
De todas maneras no pierdo la esperanza de volver a escuchar un album de Jarre con el carácter de antaño, de esos que sólo son un título con movimientos numerados y que tienen un sentido completo de principio a fin. Ojalá.
Saludos Conde y gracias por tu blog.

El conde dijo...

Montón de comentarios, y de ideas interesantes.

Por un lado, Bodega Ateneo: estamos de acuerdo en que Sessions 2000, Printemps de Bourges y hasta Geometry of Love tienen mucho encanto. A lo que iba es a que no es el JMJ que todos conocemos. tampoco es que haya descalificado la regrabación de Oxygene, solamente decía que era innecesaria al ser prácticamente idéntica al original. "Live in your living room" es de estupendo para arriba, por supuesto, pero está más en la categoría de concierto en dvd que en la de lanzamiento discográfico al uso. Creo que eres un poco duro con Mike Oldfield. Hace 23 años que publicó Amarok, la pera limonera, pero después tiene obras muy decentes como Tubular Bells II o Voyager, otras meramente interesantes como Guitars o Music of the Spheres, e incluso una que roza lo magistral, al menos si la vemos en su contexto, que es The Songs of Distant Earth. Ha metido la pata varias veces, pero de ahí a llevar 23 años en blanco... Y por cierto, ¿realmente podemos ver a Jarre y Oldfield como rivales? Yo he dejado caer alguna bromilla, pero pensándolo fríamente tienen poco que ver musicalmente, por mucho que haya paralelismos en sus carreras.

Jose A., muy bueno lo de los platillos. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

ZonaSciFi, es una incógnita si le queda o no inspiración. Personalmente no creo que ese sea el problema. Creo que la cosa va más sobre cómo se ve Jarre a sí mismo y qué imagen quiere dar ante el mundo.

juanitochapal, pienso que tampoco debemos esperar que Jarre siga anquilosado con sus movimientos cósmicos conceptuales, pero estaría bien que al menos diese muestras de haber encontrado algún tipo de rumbo en su estilo, el que sea.

Gracias a todos por participar.

juanitochapal dijo...

Tienes razón, Conde, en lo de que seguir haciendo lo mismo sería anquilosarse; hay que renovarse. Pero lo decía por una mera cuestión nostálgica; he disfrutado muchísimo con ese tipo de álbumes del francés y lo echo de menos. En fin, soy un sentimental. Gracias por tu opinión.

David Thornay dijo...

Yo creo que lo de Jarre es cuestión de ego.Los tiempos aquellos en los que era el mago de la electronica y practicamente el unico que te hacia un disco intrumental entero (y tener repercusión mundial ademas),ya ha pasado y él lo sabe.

Ahora hay muchisimos artistas que hacen cosas buenisimas como Schiller,Solar fields,daft punk(cuando se ponen),o los entonces Deep Forest.Incluso gente que no llegan nunca al gran publico como The lab ,que ademas son españoles.

Ya casi cualquier persona con algo de oido musica te puede hacer una maravilla con los intrumentos VST y el cubase.Yo mismo tengo toda la coleccion de sintetizadores analogicos usados por jarre para el PC.

Hay una cosa rulando por la red,,llamada Hydrolux,que si te dicen que es un disco perdido de jarre,,el hermano postizo de Oxygene,te lo crees,,y a saber quien lo ha hecho.


Jess dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jess dijo...

Desde hace mucho, pero mucho tiempo he llegado a la conclusión que Jarre es un músico para nada complaciente con sus seguidores y es porque, lamentablemente para muchos, parece que él mismo se lo a propuesto. Y esa actitud, muy valiente por cierto no es algo nuevo, ¿la razón? mantener hasta hoy en día la magia que nos hace esperar proximamente un gran album, sin importarnos sus altibajos.

No creo el decir que el hombre se a quedado sin ideas ni nada por el estilo, eso es algo muy dificil para quien a viajado por medio mundo y tocado en público decenas de veces. Su papel de embajador de la UNESCO parece que a influido mucho en su actitud desinteresada en recibir dividendos extraordinarios por comercializar sus obras, más aparte a sabiendas de que cualquiera puede conseguir su música en cualquier lado. Esto aparentemente a repercutido en su calidad musical, pero no en su difusión lo cual era casi imposible en las épocas de Oxygene y de sus grandes obras, porque a pesar del enorme éxito, aquellos discos eran para la gran mayoría unas "rarezas" difíciles de encontrar, ademas de extrañas e incomprendidas por casi todo el mundo.

Afortunadamente nosotros los fans nacidos en aquellas oscuras épocas hemos logrado apreciar y mantener en un buen nivel aquellos primeros trabajos de Jarre, catalogandolos de mágicos y extraordinarios. No así con sus últimos trabajos donde nos hemos convertido en sus principales detractores más que en sus defensores, aclarando que no se trata de demostrar ningun tipo de exageracion.

En lo personal yo admiro y respeto sus nuevos discos, por ejemplo Teo & Tea me parece un disco estupendo, tal vez a sido el disco de Jarre que más he escuchado en los últimos tiempos. Lo que si espero como todos es que Jarre no deje pasar tanto tiempo en entregarnos otro album, pero ese es otro punto que no se le puede exigir a nuesto incomplaciente Jean Michel Jarre, y es tanto como pedir que nos ofrezca algun día conciertos en Latinamerica.

Un Abrazo.

BionicTenshi96 dijo...

Sesions 2000 me parecio un muy buen trabajo, nada que ver lo que haria después.
Mentiria si no dijera que disfruto de sus trabajo durante la decada de 2000, pero ciertamente parecen algo inferiores comparados con los que realizo en su mejor epoca creativa.
Respecto al Teo&Tea, es disfrutable y apto como para ser tocado en clubs, quiza si queda muy en desventaja, pero incluso el propio Jarre ha afirmado que pasaba un momento dificil de su vida y este album fue una pequeña distraccion y a mi me ha gustado bastante.
Se dice que colaboro con la compañia Roland en la creación del album y que samples de Jarre fueron usados en los sintetizadores de Roland, otros señalan que Jarre tomo samples de los sintetizadores y los grabo como album, la verdad me veo mas inclinado a creer en la primera teoria, pero en fin.
Esperemos que pronto Jarre regrese al ambiente musical con algo sorprendente :)

Alejandro Longopas dijo...

Quizás el mayor pecado de Téo & Téa sea su afinidad con la música electrónica actual, pero aún así no siento que Jarre haya perdido su sello personal. A mi no me aburre el oído. En todo caso, parece ser que la razón más fuerte para criticarlo nace en el contraste al que se expone JMJ con un pasado tan brillante. Sinceramente, creo que su trayectoria y estilo pionero lo pone en la cima de los grandes innovadores con éxito popular. ¿Cuántos artistas actuales pueden apuntar hacia ella y convertirse en clásicos?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...