lunes, 14 de febrero de 2011

Mark Knopfler - LOCAL HERO


1. The Rocks and the Water (3:28)
2. Wild Theme (3:39)
3. Freeway Flyer (1:49)
4. Boomtown (Variation Louis' Favourite) (4:12)
5. The Way It Always Starts (4:04)
6. The Rocks and the Thunder (0:50)
7. The Ceilidh and the Northern Lights (3:35)
8. The Mist Covered Mountains (4:48)
9. The Ceilidh: Louis' Favourite Billy's Tune (3:49)
10. Whistle Theme (0:52)
11. Smooching (5:01)
12. Stargazing (1:35)
13. The Rocks and the Thunder (0:38)
14. Going Home: Theme of the Local Hero (5:01)

Este es un pequeño clásico de los ochenta, la banda sonora de la película Local Hero ("Héroe local") que aquí se llamó, en un alarde de estupidez patria, Un tipo genial (Bill Forsyth, 1983) y que permanece en los corazones de los cinéfilos como una de las obras más queridas de aquella década. No he tenido el gusto de verla todavía, pero las recomendaciones son muchas y muy intensas.

El tráiler de la película.

El encargado de ponerle música fue el líder de los entonces en activo Dire Straits, el escocés Mark Knopfler, que se hallaba en la cumbre de su popularidad. He escuchado muchas veces el famoso Wild Theme de esta banda sonora, y hace años recuerdo que me sonaba muy country, muy americana. No fue hasta más recientemente cuando comencé a distinguir el folk estadounidense de la música tradicional británica, de la que es obvia descendiente, y comprendí que el Wild Theme era en realidad una tonada de corte celta. Y es exactamente eso, "salvaje", un chute de aventura musical en forma de exquisita melodía que invita a viajar con la mente, a seguir el ritmo con la punta del pie y a tararear entre dientes durante días.

Mark Knopfler, en la contraportada.

Local Hero fue producida por el personaje más influyente en el cine británico de los setenta y los primeros ochenta, el productor David Puttnam, que aun ejerciendo de cineasta desde un despacho y colgado a un teléfono puso en pie algunos de los mayores éxitos cinematográficos de su país. A él se deben películas como Carros de fuego, El expreso de medianoche, Los gritos del silencio y La misión, con lo que, de paso, nos podemos hacer una idea del tipo de música que Puttnam logró promocionar con éxito arrollador dentro del séptimo arte. Es una obviedad, supongo, que todas las bandas sonoras de las películas mencionadas han pasado o pasarán por este blog. Y este trabajo de Mark Knopfler está en la misma línea, por supuesto.

Cartel de la película.

Lo cierto es que, entendida en su conjunto, la banda sonora de Local Hero no es especialmente rica ni variada, aunque Knopfler consigue crear ambientes musicales muy cálidos, acogedores incluso, totalmente acordes con la tranquilidad pastoral del pueblo donde se desarrolla la trama de la película. Pero al mismo tiempo, y aunque parezca paradójico, la música es más bien oscura, nocturna, cosa curiosa al tratarse la película de una comedia. Parece una especie de Angelo Badalamenti con un toque folk. No es precisamente un mal trabajo si encima recordamos que es la primera banda sonora -y el primer trabajo instrumental- realizado por el músico de Glasgow. La melodía que todos conocemos hace su aparición aquí y allá como tema principal de la partitura, logrando la nada fácil tarea de asociar para siempre la película a su música y consiguiendo, de paso, que ambas se alimenten mutuamente en la memoria masiva de la cultura popular. Tampoco se recrea en exceso Knopfler en sus mitológicas habilidades a la guitarra, logrando una variedad sonora que, cuando realmente suena la guitarra, la hace sonar especialmente emotiva y coherente. Tiene también su espacio el saxofón, que conste.

Portada del single oficial, Going Home.

Comentemos los temas detenidamente. The Rocks and the Water funciona como introducción ambiental, bastante misteriosa y en la misma línea new age de The Rocks and the Thunder y Stargazing. Estos temas recuerdan bastante al Maurice Jarre de Único testigo. Nada que decir de Wild Theme que no haya dicho ya, solamente que aparece versionado en otros cortes como The Ceilidh and the Northern Lights, con una mezcla de efectos sonoros vaporosos y arreglos celtas puros y duros; en Whistle Theme, muy mínimo y con la guitarra como mero acompañamiento; y en Going Home: Theme of the Local Hero, una rendición rockera del tema que ha acompañado a Knopfler y los Dire Straits en muchísimas actuaciones en directo, incluso en su famosísimo álbum doble Alchemy.

Mark Knopfler interpreta Wild Theme en vivo. Impagable.

Estableciendo un tercer bloque de temas en este disco, encontramos varios claramente celtas, como The Mist Covered Mountains, que tiene también un alto contenido de sintetizador; y The Ceilidh: Louis' Favourite Billy's Tune, con un bonito acordeón. Para terminar de establecer bloques temáticos dentro del álbum, decir que contiene varios cortes cercanos al blues y al jazz, como Boomtown y Smooching, además de un tema cantado, The Way It Always Starts. Pero no lo canta Mark Knopfler, que conste.

Muy buen disco. De hecho, me sumo a lo escrito por el crítico de la tienda Amazon, que señala el peso que en su día tuvieron trabajos como este a la hora de extender el formato CD frente al vinilo, cuyos inevitables ruiditos molestarían bastante en una obra tan delicada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...