martes, 8 de febrero de 2011

Los "Años Virgin" de Tangerine Dream, recuperados.


No hace mucho que ha salido a la venta un interesantísimo recopilatorio de una de las bandas fetiche de este blog, Tangerine Dream. Bueno, más que un recopilatorio al uso estaríamos hablando de un artículo para coleccionistas, un repaso exhaustivo a una de las mejores épocas -la mejor, para mi gusto- en la carrera de la formación alemana. The Virgin Years (1974-1978) viene a cubrir un vacío parecido al que había alrededor de las primeras obras de Mike Oldfield, que desde hace un par de años han comenzado a reeditarse con un sonido deslumbrante y, sobre todo, con multitud de extras para hacer las delicias de los aficionados. Curiosamente era Oldfield un músico de la productora Virgin, tal como los Tangerine Dream, con lo que parecen haberse puesto de acuerdo unos y otros para revivir de algún modo lo que aquellos músicos visionarios realizaron en la Edad de Oro de la música instrumental contemporánea. La discográfica de Richard Branson dio en el clavo al acoger en sus filas a todos aquellos outsiders que, de otro modo, quizá nunca habrían salido del mutismo.

La banda Tangerine Dream, surgida dentro del género krautrock -aunque desde el principio se veía que terminarían encabezando el movimiento cósmico electrónico- ya tuvo una primera época de altísima calidad durante sus llamados "Años rosas", cuando se publicaron tanto su estrambótico debut Electronic Meditation (1970) como los interesantísimos Alpha Centauri (1971), Zeit (1972) y Atem (1973), logrando que el mercado británico pusiese los ojos sobre la magnífica combinación que suponían los talentos de Edgar Froese, Christopher Franke y Peter Baumann. Deslumbrados quedaron los aficionados a la música de vanguardia con Phaedra (1974), Rubycon (1975), Stratosfear (1976) y el álbum en directo Ricochet (1975), todos ellos ya comentados en entradas de este blog. Y todavía quedarían Cyclone (1978), Force Majeure (1979), Tangram (1980), Exit (1981), White Eagle (1982) e Hyperborea (1983) por engrosar el catálogo de Virgin Records, junto con la banda sonora de la película Sorcerer (1977) y seguramente alguna cosa más que se me escapa en este momento.

Tangerine Dream

Esta colección que acaba de salir incluye todo lo realizado por TD desde Phaedra hasta Cyclone, ambos inclusive, en 3 discos compactos de larga duración que se reparten los temas de los cinco álbumes de manera cronológica, junto con extractos editados como singles. Está todo, aunque al incluirse más de un álbum en cada CD se rompe la unidad conceptual de cada trabajo con la única finalidad de ocupar el menor espacio posible. Esa es la única pega. Muy probablemente irán saliendo otras colecciones con el resto de trabajos para Virgin, aunque yo sin duda me quedaría con la que nos ocupa, porque en ella está todo lo mejor de los mejores años de Froese y los suyos. Precisamente es en estos álbumes donde se reúnen la creatividad de estos músicos entonces jóvenes e inquietos, junto con la experiencia de llevar ya unos años en el tajo y no haber caído todavía en el comercialismo un tanto simplón de sus obras posteriores. Sobre la música, vuelvo a remitirme a las entradas correspondientes a cada disco, ya que definir el estilo de Tangerine Dream y su habilidad para crear abismos de tiempo y espacio es proverbial y casi imposible.

2 comentarios:

ZonaSciFi dijo...

Enhorabuena por el blog. Es realmente interesante. Me gustaría sugerirte que comentaras el nuevo trabajo de Yanni (Truth of Touch). Un saludo

El conde dijo...

Pues tomo nota, y muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...