sábado, 18 de diciembre de 2010

Santana - ABRAXAS


3. Oye Como Va (4:17)
5. Se A Cabo (2:50)
7. Samba Pa Ti (4:45)
9. El Nicoya (1:29)

A salto de mata entre varios géneros, y en una época en que lo raro y lo extravagante eran un plus a favor y no una objeción, el guitarrista Carlos Santana y el conglomerado de músicos que componían su banda dieron a luz Abraxas, uno de los discos más importantes en la historia del rock, además de un título obligado para quienes gustamos precisamente de lo raro y extravagante.

Santana: Carlos Santana, Gregg Rolie, David Brown, Chepito Arias,
Mike Shrieve y Mike Carabello, en el interior del álbum.

Abraxas (1970) es el segundo trabajo de la banda de fusión latina Santana, fundada en San Francisco y acreedora de gran éxito por su participación en el mitológico festival de Woodstock del '69. Se trata de un álbum extraño, con afanes experimentales que vienen tanto del deseo de reivindicación de lo latino en los años de esplendor de la cultura pop, como de los enormes esfuerzos que los artistas de mayor talento de entonces empleaban en hacer evolucionar la música popular hacia posibilidades expresivas nunca antes sospechadas. Abraxas es casi por completo instrumental, vagamente conceptual e inspirado probablemente en algo que podríamos llamar "cosmogonía de lo femenino", siendo el nombre Abraxas identificado aquí con una figura talismánica de la mitología gnóstica, el dios del bien y del mal. La portada, una bizarra versión de la Anunciación cristiana a cargo del pintor Mati Klarwein, nos induce a pensar que Abraxas es revestido, como se indica en la obra Demian (Historia de la juventud de Emily Sinclair) de Hesse, de cualidades femeninas y un tanto esotéricas.

Despliegue de portada y contraportada.

Pienso que el disco emana feminidad, sobre todo entendida desde el punto de vista sensual que generalmente ofrece de la mujer la música realizada en la América que habla español. Temas como Black Magic Woman / Gipsy Queen ("Hechicera negra / Reina gitana"), y Samba Pa Ti abundan en esta idea del erotismo femenino, la primera otorgando cualidades brujeriles a un tema original de Fleetwood Mac; la segunda presentándonos un paisaje instrumental claramente erótico cuyas notas parecen sugerir siluetas que se contoneasen sinuosamente, envueltas en espeso sudor caribeño a la luz de la luna. Es Samba Pa Ti seguramente el gran tema de Abraxas, tanto en lo que se refiere a su fama como a lo que podría haber pesado en el desarrollo posterior del rock instrumental. Tampoco pueden quedarse sin elogio la versión de Tito Puente Oye Como Va, que todo el mundo ha escuchado alguna vez aquí o allá; o el estupendo tema introductorio Singing Winds, Crying Beasts, en el que los instrumentos de la banda parecen sonar como animales salvajes despertando de un letargo para iniciar sus cacerías; y los instrumentales-corales psicodélicos Incident at Neshabur, Se A Cabo y El Nicoya, colindantes en todo momento con el territorio del jazz. Los dos temas de rock más "convencionales", Mother's Daughter y Hope You're Feeling Better, si bien encajan perfectamente en el álbum por sus elaboradas instrumentaciones, bien podrían pasar por meras concesiones al público menos curtido.

Samba Pa Ti

¿Qué es lo que sobresale en Abraxas? Sobre todo la guitarra blues de Carlos Santana, cristalina y voluptuosa, quizá algo pasada de rosca cuando el músico se entretiene improvisando en algún punto. Y también están las percusiones, verdadero espíritu latino de la obra, cargando lo que podría haber pasado por un precedente directo del rock progresivo anglosajón con una rara electricidad centroamericana que le otorga cualidades de torridez propias de la salsa. En resumen, Abraxas es una obra imprescindible para todos aquellos que quieran saber de dónde vienen los afanes de fusión que han inundado la industria musical en las últimas décadas, y también para redescubrir a un Carlos Santana pionero que todavía no se había convertido en artista invitado de sus propios discos, y que era capaz de dar coherencia a trabajos de una imaginación y ambición más allá de la obcecación del rock por las estructuras convencionales de las listas de éxitos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...