jueves, 29 de julio de 2010

Wendy Carlos - TRON


1. Creation of Tron (0:49)
2. Only Solutions - Journey (3:41)
3. We've Got Company (2:19)
4. Wormhole (2:29)
5. Ring Game and Escape (2:57)
6. Water, Music and TRONaction (2:25)
7. Tron Scherzo (1:46)
8. Miracle and Magician (2:40)
9. Magic Landings (3:44)
10. Theme from Tron (1:37)
11. 1990's Theme - Journey (2:08)
12. Love Theme (2:07)
13. Tower Music - Let Us Pray (3:47)
14. The Light Sailer (2:37)
15. Sea of Simulation (3:23)
16. A New Tron and the MPC (5:10)
17. Anthem (1:40)
18. Ending Titles (5:16)
19. TRONaction (1:29)
21. Anthem for Keyborad Solo (1:09)

¿A que alguno de vosotros no sabía que la pionera del sintetizador Wendy Carlos realizó la banda sonora de esta película tan rara? Pues sí. Fue en 1982 cuando Carlos recibió el encargo de componer la música para la película Tron, de Steven Lisberger, producida por la compañía Walt Disney. Teniendo en cuenta la imagen "extraña" que rodeaba a la compositora tanto por su trabajo con el incómodo Kubrick, como por aquel cambio de sexo que con tan poco tacto abordó la prensa, la verdad es que podemos decir que los del ratón se mojaron bastante. Quién ha visto y quién ve ahora a la ultraconservadora compañía madrina de Hannah Montana. Habrá que esperar a fin de año para ver la secuela de esta película, Tron Legacy, cuya banda sonora a cargo del dúo francés Daft Punk se anuncia a bombo y platillo.

Wendy Carlos

La película original Tron, como quizá recordemos (yo la vi hace siglos), cuenta la historia de un programador llamado Flynn que se mete en uno de los programas en los que trabaja para vivir una aventura que le enfrentará no solamente a un villano virtual, sino a una serie de peligros que incluyen luchas a muerte en moto y peripecias de todo tipo de las que entonces se vivían echando cinco duros a un armatoste tipo cabina telefónica que había en algunos bares. Aquel mundo de maquinitas matamarcianos iba perfectamente bien con lo que teóricamente Wendy Carlos podía ofrecer musicalmente. La idea era que la parte del filme que se sitúa en la realidad fuese acompañada por música orquestal de toda la vida, y Wendy Carlos se encargaría de realizar unas cuantas piezas para acompañar las secuencias dentro del mundo informático, que son muchas más. Carlos, sin embargo, optó por mezclar su sonido con el de una orquesta sinfónica y un coro, realizando una fusión bastante más artística entre ambos mundos. El sonido orquestal está ahí y se puede apreciar en todo momento (por ejemplo, en The Light Sailer), pero la música electrónica es la que manda en esta obra.


Imágenes de la película.

No nos viene mal recordar que Wendy Carlos había logrado su fama en la década anterior llevando a cabo lo que seguía siendo su especialidad: realizar versiones para sintetizador de temas clásicos. Ahí estaba su mítico Switched On-Bach (1969), aunque la propia banda sonora de La naranja mecánica (1971) también se sostenía en piezas clásicas, esta vez de Beethoven. En Tron la música debía ser original, completamente suya, y no tengo del todo claro si logró un trabajo redondo.

Carátula trasera del CD.

Me explico: está claro que cualquier banda sonora debe estar apuntalada por la música incidental, es decir, las piezas que suenan mientras los personajes se mueven, dialogan o luchan, acompañando tanto sus movimientos como sus emociones. Aquí, la música de Carlos va como la seda, arcaica como tenía que ser en aquel '82, con el sonido del Moog modular analógico y el GDS, que era digital, todo perfectamente acorde con el universo de azul y verde flourescente que se veía en la pantalla. Pero las grandes partituras para el cine siempre necesitan uno o varios temas que funcionen por sí mismos, sin necesidad de asociarlos con las imágenes de la película, y aquí es donde el Tron de Wendy Carlos se queda cojo. No tiene temas de esos que uno recuerda una vez acaba la película. Nada para tararear.

Otra imagen de Tron, con los protas.

También es verdad que la productora dio varios recortes a la música tal cual fue realizada, por ejemplo eliminando la correspondiente a la secuencia de las motos (para realzar los efectos sonoros, parece), y sobre todo la de los títulos finales, que fue reemplazada por un insulso tema pop del grupo Journey, tristes sustitutos de los inicialmente implicados Supertramp. Para estos créditos, Carlos crea la melodía más accesible de la partitura, acompañada por el órgano clásico del Royal Albert Hall. Por suerte, y no sin mucho bucear en archivos y restaurar másteres, la banda sonora completa de Tron, con descartes y todo, fue finalmente editada en 2001 con ocasión del lanzamiento de la película en DVD.

Portada de la edición original.

Creo que esta banda sonora no es precisamente una obra sencilla de digerir, sobre todo porque su sonido está tremendamente desfasado respecto a los cánones actuales -como la película, para bien o para mal-, aunque no debemos albergar duda: la de Tron fue una partitura muy influyente que no deja de ser referencia obligada en la evolución de la música electrónica, y tanto si nos va a servir para echar a volar la imaginación como si la entendemos en su vertiente de documento histórico, merece la pena conocerla.

The Light Sailer
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...