viernes, 25 de junio de 2010

Eno Moebius Roedelius - AFTER THE HEAT


1. Foreign Affairs (3:30)
2. The Belldog (6:16)
3. Base & Apex (4:29)
4. Tzima N'Arki (4:30)
5. Luftschloss (3:10)
6. Oil (4:12)
7. Broken Head (5:25)
8. Light Arms (1:29)
9. The Shade (3:08)
10. Old Land (4:10)

After the Heat es el título del álbum lanzado en 1978 por Dieter Moebius, Hans-Joachim Roedelius y el sempiterno mecenas de lo electrónico y experimental Brian Eno. La primera pregunta que podemos hacernos es por qué Moebius y Roedelius no figuran con el nombre de Cluster, como el dúo se había dado en llamar incluso en su primera colaboración con Brian Eno, Cluster & Eno (1977). La respuesta puede venir por varias vías, desde considerar que los dos miembros de Cluster no querían continuar con su proyecto krautrock a pensar que tal vez querían formar un "grupo" estable con Eno -que parece ir ganando terreno en este segundo trabajo también en lo estrictamente musical-. Sin necesidad de comernos el coco con lo escrito en la portada, podemos pasar directamente a una descripción del disco, para lo cual la portada -la imagen, para ser exactos- es bastante más reveladora.

Empeñado en cimentar lo que iba a ser el ambient propiamente dicho, Eno y los pioneros seguramente involuntarios Cluster se unen para ofrecer una experiencia musical oscura y sensual en la que el sonido de ambos núcleos creativos -los alemanes y el británico- se democratiza, decantándose incluso el resultado hacia el lado de Eno. No es de extrañar que muchas de las reseñas que pueden encontrarse de After the Heat señalen el parecido de algunos temas (Belldog, por ejemplo) con los que grabase el ex-Roxy Music en álbumes como Another Green World o Before and After Science, que son, como este mismo disco que nos ocupa, previos al climático Music for Airports. Nótese el posible influjo que los temas The Shade y Old Land de este After the Heat pudieron tener sobre aquel Ambient 1. A mí también hay momentos que me recuerdan lejanamente a My Life in the Bush of Ghosts, pero bueno.

Los padres de la criatura.

Aquí Brian Eno canta en unos cuantos temas, cosa que dudo mucho volviese a hacer en adelante, a no ser que fuese filtrando su voz hasta convertirla en algo irreconocible. Muchos de los cortes de After the Heat tienen ritmo y maneras de canciones pop, aunque siempre transformados en algo distinto mediante lo minucioso del tratamiento de estudio, que hacen de la voz un elemento más. Se preguntarán los seguidores de Cluster, por lo tanto, qué ha sido de su aportación al disco si Eno ha realizado algo tan coherente respecto a su discografía previa. Yo veo a Cluster en la estructura cíclica de las melodías, en su suavidad esponjosa y minimalista, y en unos ritmos muy medidos que no son exactamente los habituales en los álbumes de Brian Eno. Están muy presentes en Light Arms o Foreign Affairs, y en la bonita melodía de Luftschloss, que es una mezcla perfecta entre los estilos de Cluster y el fundador del ambient.

En resumen, decir que After the Heat es apreciado como obra de culto y posible cumbre creativa de la reunión de sus tres componentes, si bien yo encontraba una atmósfera más cálida y agradable, y una cohesión de conjunto mayores, en Cluster & Eno. Quizá sea por eso que el disco se titula precisamente "Tras el calor".


Foreign Affairs
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...