jueves, 19 de noviembre de 2009

Y a todo esto, ¿qué es el Krautrock?

Pues igual debería haberme explicado antes de agobiar al personal con mis vagas descripciones de lo que hacen los Tangerine Dream, Klaus Schulze, Kraftwerk y compañía en sus oscuras tribulaciones setenteras, pero seguramente di la cosa por sabida antes de tiempo.

Sin pretender ir de maestrillo, puedo decir que el Krautrock es una corriente musical surgida y desarrollada en Alemania, sobre todo a finales de los '60 y durante los '70. A pesar de que el concepto parece incluir el de "rock", el Krautrock poco tiene que ver con el Rock & Roll de toda la vida, ya que los grupos que lo integran (e integraron, más bien) se mueven en campos plenamente experimentales, bien con estructuras cercanas al pop-rock convencional (como ocurre con Kraftwerk), o bien pasando de todo y tirando de imaginación: música cósmica ("Kosmische Musik"), música planeadora, etc., siempre procurando ofrecer propuestas vanguardistas y adelantadas a su tiempo, no solamente en el sonido de los álbumes propiamente dichos, sino también en las técnicas de grabación y en el uso de instrumentos electrónicos de complejidad creciente. Pueden rastrearse en las raíces del Krautrock las obras de músicos clásicos "académicos" como el alemán Karlheinz Stockhausen o el americano John Cage, abuelos de la música electrónica y creadores de piezas -como poco- intrigantes, y a menudo extravagantes.

No obstante, el Krautrock tiene una periferia muy amplia: hacia el folk (Popol Vuh), hacia el ambient (Cluster), e incluso hacia el rock progresivo, corriente fundamental del rock de los '70 que contó con representantes internacionalmente ilustres como Yes, Genesis o Pink Floyd (y más, generalmente británicos). Algunos trabajos de Tangerine Dream tienden hacia el progresivo, así como muchas piezas de Kraftwerk.

Para terminar con el artículo y sin querer marear la perdiz, es bueno tener en cuenta que el Krautrock terminó por romper las barreras de Alemania para encontrar refugio en artistas de otros países, que, en algunos casos, tienen esta corriente, como mínimo, entre sus influencias máximas: citemos a Neuronium en España, a Yellow Magic Orchestra en Japón y al mismísimo David Bowie, que realizó una trilogía berlinesa y Krautrock con sus álbumes Low, Heroes y Lodger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...